3 formas de hacer aromatizantes caseros

Cómo hacer aromatizantes caseros

Si buscas una manera natural y respetuosa con el ambiente para que todo tu hogar huela de maravillas, presta atención a estos trucos. Hoy te enseñaremos a hacer aromatizantes de ambientes completamente naturales utilizando productos que seguramente ya tienes en casa.

Aromatizante casero a base de agua

Para hacer aromatizantes naturales de frutas y especias utilizaremos agua del grifo como base. Debemos hervir y hacer infusiones con los aromas que queramos aprovechar. Las combinaciones serán de tu propia elección, dependiendo si buscas lograr efectos de aromaterapia, o si simplemente tienes alguna preferencia, un recuerdo de infancia, o cuentas con mucha fruta o hierba estacional.

Coloca una olla pequeña de agua del grifo al fuego, y calienta hasta entibiar. Agrega allí los aromas que prefieras, y calienta hasta llegar al punto de hervor. Cuando veas que el agua burbujea, retira del fuego y coloca la olla donde quieras perfumar. Cuando el agua enfríe vuelve a calentar, y coloca la ollita en otro lugar.

Por ejemplo, si vas a festejar la Navidad en casa, coloca una ollita con agua, unas ramas de canela, piel de dos naranjas y calienta. Coloca en el recibidor justo antes de que lleguen tus invitados, y luego calienta y traslada al comedor o al living para la hora del café.
Si tu casa tiene cocina comedor, deja la olla a fuego muy bajo, para que aromatice el ambiente con su delicada fragancia durante toda la velada.

Aromatizante casero con aceites

Puedes hacer una infusión de las especias que quieras en agua, en una olla tapada, para reducir y concentrar la fragancia. Ya bien aromatizada, deja entibiar y coloca en un frasco con tapa de cierre hermético, agregando una nueva cáscara de piel de cítrico, otra rama de canela o de romero, o el aroma que hayas usado. Esto lo potenciará mientras que dará belleza a la pieza.

Agrega una cucharada de aceite de oliva para estabilizar la mezcla y dar más belleza al frasco, y luego haz unas perforaciones en la tapa colocando un clavo en el diseño que prefieras. Este será un aromatizante sutil que puedes colocar en cualquier sitio, incluso al centro de la mesa a modo decorativo.

Aromatizante casero con gel hidrante

Una vez preparada en agua aromatizada, bien concentrada, filtra y coloca en un frasco con tapa de cierre hermético, y la tapa perforada. Agrega allí dentro bolitas de gel hidrante, del que se usa para mantener flores en los floreros. Las bolitas absorberán el agua perfumada, y la irán liberando muy despacio.

Esta idea, muy decorativa también, es ideal para aromatizar sitios más pequeños y algo cerrados, como el cuarto de baños, la sala de estudios y las habitaciones.

Combinaciones y consejos para crear aromatizantes

Asegúrate de utilizar productos frescos y naturales para hacer tus aromatizantes, siempre bien limpios. Las hierbas y especias deben ser utilizadas en buena cantidad, por su pequeño tamaño, aunque su fragancia será duradera. Las pieles de cítricos son ideales, pues sus ácidos se esparcen por el aire de forma magnífica, aunque poco duradera.

Algunas buenas ideas para lograr aromas deliciosos:

  • Manzanas rojas y verdes.
  • Laurel, canela, albahaca, perejil, anís, eneldo, menta, romero, salvia y otras hierbas aromáticas.
  • Ramas de canela, chauchas de vainilla, clavos de olor.
  • Flores y hojas de lavanda, flores de jazmín.
  • Piel de cítricos (naranja, mandarina, pomelo y limón)
  • Espinas, hojas y tallos de pino y de cedro.
  • Extractos culinarios: vainilla, almendras, menta y otros.
  • Aceites esenciales del aroma que prefieras.

Si deseas leer más artículos parecidos a 3 formas de hacer aromatizantes caseros, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

19 valoraciones. El 89% dice que es útil.