Un cajón para guardar los pantalones

Cómo crear un cajón para guardar pantalones

Esta es una idea sensacional para quienes tienen una enorme cantidad de pantalones de jean o de vestir, sin suficiente espacio de guarda en el barral del armario: aprenderemos a crear un cajón muy particular, para mantener tus prendas inferiores más ordenadas y pulcras.

Si tienes un ropero con amplio espacio de cajones pero no suficiente de barral, podrás poner en marcha esta idea. Elige una cajonera o el espacio equivalente a cuatro cajones de altura, desde abajo hacia arriba, y quítalos del mueble, para trabajar más fácilmente.

Luego, retira la tapa frontal de los tres cajones inferiores, montándolos unos sobre otros sobre una tabla delgada por el dorso, de modo de hacer una suerte de puerta con ellos. Ahora tienes dos opciones: crear el cajón de guarda y una puerta independiente por debajo, o montar estos frentes de cajonera por debajo del cajón a mejorar, de modo que al abrirlo se desplace la pieza completa, en un funcionamiento más simple.

Si quieres hacer la primera opción, coloca dos pequeñas bisagras a un lado de la pieza de tres tapas, y monta el sistema en el marco del mueble. Para hacer la segunda opción, una vez unidas las tapas, móntalas siguiendo la línea del frente del cajón superior, después de haberlo trabajado y se encuentre listo para colocar.

Cómo hacer el cajón para colgar pantalones

Para hacer este singular colgador de pantalones debes desarmar el mueble, quitando la plancha interior, es decir, el "piso" del cajón. Puedes retirarla por completo reforzando los ángulos de la caja con piezas metálicas o de madera, dejándolo bien firme.

Con listones de madera bien lijados y barnizados, de preferencia redondeados, crea una reja en sentido horizontal, para colocarla donde antes estaba el piso del cajón. Puedes colocarlas en el sentido que prefieras, aunque lucirlas en paralelo a la tapa será más conveniente. Ya bien fijas las tablas, simplemente debes colocar el cajón nuevamente en su guía, y colgar allí tus pantalones, bien estirados y en un funcionamiento sumamente práctico.

La terminación

Una vez colocado el cajón en su guía de deslizamiento, monta la plancha de las otras tres tapas, ya sea con el sistema de bisagras, o bien uniéndolas por debajo de la tapa principal, fijándola bien para que no haga peso al abrir.

Así, al cerrar la pieza se verá como una cajonera convencional, pero al abrir el primer cajón tendrás tus pantalones en perfectas condiciones, limpios y protegidos, y sin las arrugas tan habituales que se forman cuando los cuelgas en el barral colmado de perchas.

Imágenes de Un cajón para guardar los pantalones

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Un cajón para guardar los pantalones, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

3 valoraciones. El 100% dice que es útil.