Cómo alimentar a una perra embarazada

Consejos de alimentación para perras preñadas

Si tu perra está embarazada, o si planificas cruzarla, debes prestar especial atención a su alimentación diaria. Tal y como sucede en los humanos, las perras que esperan sus cachorritos necesitan una nutrición abundante, agua y líquidos en mayores cantidades, y el doble de cariños y atenciones.

Tiempo de gestación canina

La gestación o el embarazo de los perros toma de 5 a 6 semanas, durante las cuales debes asegurar una alimentación adecuada para un óptimo desarrollo de los cachorros. Si planificas la cruza con tiempo, puedes comenzar con esta alimentación desde una a dos semanas antes del celo, de modo de preparar al cuerpo para hacer frente a las exigencias nutricionales.

¿Cuánto alimento hay que darle a una perra embarazada?

A lo largo de las semanas de gestación, la perra consume más calorías y requiere de mayor energía, en un aumento calculado de un 15% más por cada semana. Sumado a las exigencias normales y al estrés emocional del embarazo, debes calcular un aumento de 50% a 60% en la alimentación diaria.

Alimentación de una perra preñada

Durante el embarazo de tu perra puedes seguir dándole alimento balanceado con normalidad, complementando con alimento húmedo y golosinas para perros. Observa la cantidad de comida que le das a diario, aumentando la dosis en una a tres raciones más por día. Si lo prefieres, y si la salud de tu mascota lo permite, puedes ofrecerle a libre demanda, es decir, asegurándote de que tenga siempre alimento en su plato, a toda hora del día. Ella sabrá cuánto comer y cuándo, a partir de sus cambios y condiciones particulares.

Si vas a cambiar el alimento, elige uno de alta digestión, con alto contenido de fibras y concentrado. Puedes facilitar la digestión balanceando con leche o agua, o elegir un alimento para cachorros y perros jóvenes, más fácil de digerir y con mayor aporte energético.
Luego del destete, ve mezclando la comida regular con la nueva de a poco, durante el transcurso de un par de semanas, hasta terminar ofreciéndole la original, sin hacer un cambio demasiado brusco en su alimentación.

Que no le falte agua a tu perra embarazada

Durante la gestación, en la producción de leche y a lo largo de la lactancia, las perras consumen hasta el doble de agua de lo que lo hacen regularmente. Asegúrate de que tu mascota tenga siempre agua fresca y limpia, renovada a diario. Complementa con alimento húmedo o en salsa, y con leche fresca para dar más sabor a su día a día.

Alimentar a la perra antes, durante y después del embarazo

Cómo dijimos, sería ideal que estos consejos de alimentación se sostengan antes de que la perra quede preñada, como preparación. Durante el embarazo y luego de parir, mantén el mismo régimen alimenticio, y continúa durante la lactancia y hasta el destete de los cachorros, incluso una a dos semanas más si lo consideras apropiado.

Recuerda que las exigencias nutricionales durante la lactancia son tan rigurosas como durante la gestación, y llevar adelante una comida adecuada permitirá un mejor desarrollo de los cachorros, y una mejor y más rápida recuperación de tu querida mascota.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo alimentar a una perra embarazada, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

68 valoraciones. El 35% dice que es útil.