Cómo envejecer muebles

Técnica para crear muebles de aspecto antiguo

Quienes adoran la palabra "nuevo" seguramente se estarán preguntando "¿por qué querríamos hacer que un mueble se vea viejo?". Lo cierto es que el envejecimiento de los muebles es una técnica que les confiere, al menos visualmente, esa percepción de antiguo, de objeto lleno de historia y paso de vida, aunque sólo tenga uno o dos años desde su confección.

Aprendamos a lograr esta técnica de envejecimiento de maderas usando pintura y elementos simples.

Preparar el mueble

Lo primero por hacer es preparar el mueble quitando sus cojines y accesorios, como tiradores, bisagras o lo que posea. Luego, debemos limpiarlo con un trapo embebido en agua tibia y jabón blanco neutro, y enjuagamos con un paño suave humedecido en agua tibia limpia. Tras dejar secar, podremos comenzar con el procedimiento.

Crear marcas del paso del tiempo en los muebles

Además de la pintura, puedes crear marcas que le quiten lo nuevo al mueble. Las cadenas gruesas son ideales para esto; sólo debes golpear el mueble en uno o dos sectores con la cadena, creando mellas y marcas hundidas en su textura que le darán ese aspecto de añejo.

Cómo envejecer la madera con pintura

Para la técnica de envejecido con pintura necesitamos sólo seis elementos:

- Pintura acrílica blanca
- Pintura acrílica café o chocolate
- 1 pincel o rodillo para la aplicación,
- Imprimación, para sellar la madera
- 1 vela blanca común, de las que usamos para iluminar
- Papel de lija fina

Lijar la madera: Tras limpiar y dejar secar el mueble, le daremos una lijada completa para dejar la madera bien receptiva. Asegúrate de hacerlo suavemente y en el sentido de la veta: no buscamos rebajar la madera, sino quitar barnices y pinturas para abrir sus poros y permitir un mejor trabajo posterior. Después del lijado, retira el polvillo con un paño húmedo y deja secar unos instantes.

Imprimación: A continuación, llega el turno de la imprimación (la aplicación del primer o fijador-sellador al agua): Este producto se absorbe en la madera, sella sus poros, y permite un mejor acabado del trabajo posterior de la pintura, protegiendo también a la madera. Aplica la imprimación en una capa delgada, en la totalidad de la superficie del mueble, y deja secar como indique el fabricante.

Pintura de base: El siguiente paso es colocar la pintura de base. En este caso, nuestro color es el tono más oscuro (el chocolate), aunque puedes intercambiarlos como prefieras. Aplica en dos capas para cubrir a la perfección el mueble, dejando secar tanto entre una y otra capa, como luego de pasar la segunda.

Decapado: Ya bien seca la base, frota una vela de cera banca por algunos sectores del mueble. Estos son los sitios en los que quedará a la vista el color de base, por lo que el raspado de la cera debe ser simple, en una pasada o dos, y en los sitios donde el paso del tiempo hubiese dejado sus marcas.

Luego, simplemente aplica el color más claro por encima, en una o dos capas simples, para cubrir el mueble. Ya bien seca la pintura, pasa nuevamente la lija (o un pequeño cepillo de cerdas plásticas o metálicas firmes) para retirar partes de la pintura, dejando la base a la vista y confiriendo al mueble ese aspecto añejo. Vuelve a montar cojines, tiradores, bisagras o lo que hubieras retirado antes, y disfruta de este mueble de aspecto antiguo.

Cómo envejecer la madera con pintura

Para la técnica de envejecido con pintura necesitamos sólo seis elementos:

- Pintura acrílica blanca
- Pintura acrílica café o chocolate
- 1 pincel o rodillo para la aplicación,
- Imprimación, para sellar la madera
- 1 vela blanca común, de las que usamos para iluminar
- Papel de lija fina

Lijar la madera: Tras limpiar y dejar secar el mueble, le daremos una lijada completa para dejar la madera bien receptiva. Asegúrate de hacerlo suavemente y en el sentido de la veta: no buscamos rebajar la madera, sino quitar barnices y pinturas para abrir sus poros y permitir un mejor trabajo posterior. Después del lijado, retira el polvillo con un paño húmedo y deja secar unos instantes.

Imprimación: A continuación, llega el turno de la imprimación (la aplicación del primer o fijador-sellador al agua): Este producto se absorbe en la madera, sella sus poros, y permite un mejor acabado del trabajo posterior de la pintura, protegiendo también a la madera. Aplica la imprimación en una capa delgada, en la totalidad de la superficie del mueble, y deja secar como indique el fabricante.

Pintura de base: El siguiente paso es colocar la pintura de base. En este caso, nuestro color es el tono más oscuro (el chocolate), aunque puedes intercambiarlos como prefieras. Aplica en dos capas para cubrir a la perfección el mueble, dejando secar tanto entre una y otra capa, como luego de pasar la segunda.

Decapado: Ya bien seca la base, frota una vela de cera banca por algunos sectores del mueble. Estos son los sitios en los que quedará a la vista el color de base, por lo que el raspado de la cera debe ser simple, en una pasada o dos, y en los sitios donde el paso del tiempo hubiese dejado sus marcas.

Luego, simplemente aplica el color más claro por encima, en una o dos capas simples, para cubrir el mueble. Ya bien seca la pintura, pasa nuevamente la lija (o un pequeño cepillo de cerdas plásticas o metálicas firmes) para retirar partes de la pintura, dejando la base a la vista y confiriendo al mueble ese aspecto añejo. Vuelve a montar cojines, tiradores, bisagras o lo que hubieras retirado antes, y disfruta de este mueble de aspecto antiguo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo envejecer muebles , te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

14 valoraciones. El 79% dice que es útil.