Cómo decorar una casa rústica

Origen del estilo rústico en la decoración

La decoración rústica nace originariamente como única posibilidad en sitios lejanos, de economías difíciles, pues los elementos del entorno eran los únicos a disposición.
Mayormente representados en cabañas y refugios, pronto fue siendo copiada en las ciudades como modo de conectarse con la naturaleza, dando a los sitios una percepción de intimidad y descanso, aportando serenidad a los ambientes y una inconfundible sensación de "familia" y de "hogar".

Texturas de la decoración rústica

Las texturas de la decoración rústica son naturales, acogedoras y cálidas, con elementos inconfundibles como la madera, la cual esta presente en todo tipo de superficies, desde pisos de parquet hasta entablonados en los muros, medio tronco en los frentes, madera natural en muebles, y en patas de las superficies de apoyo.
También la piedra natural es muy utilizada, principalmente en los muros, aunque también se puede adecuar el granito y la piedra lisa en mesadas y otros espacios similares.

Colores para una decoración rústica

La paleta cromática del estilo rústico abarca una gran cantidad de opciones, desde los cafés hasta los verdes en toda su gama, los rojos, naranjas y amarillos. En ocasiones, se utiliza algunos metales oscuros como recordatorio de solidez, tal es el caso del hierro fundido en herrajes, elementos culinarios decorativos, de limpieza y de uso práctico.
Por otro lado, el blanco es la base natural para el mobiliario de uso diario, como la mesa de comer, la vajilla y algunos más.

Detalles especiales para decorar una casa rústica

Los cojines sobre un sofá de gran tamaño son algunos detalles inconfundibles en este aspecto, junto con una manta de abrigo para disfrutar frente a la chimenea. El hogar a leña no puede ausentarse en la decoración rústica, al igual que un sillón individual o silla de lectura de cuero color café, de estilo antiguo.

En la cocina se cambia la hornalla tradicional por una económica a leña de hierro fundido. Las cazuelas de barro y metales oscuros, los grandes cucharones, y un estilo algo ecléctico de la cristalería y la vajilla son casi obligatorios en esta decoración.

En el pórtico de entrada, un perchero o ganchos de colgar se entremezclan con una mesa de apoyo de elementos naturales, para despojarse del abrigo, el paraguas y las botas de nieve, quizás usadas también como elemento decorativo para lograr un aspecto inigualable.

Azadones, atizadores, riendas, herraduras y distintos objetos de establo son otros elementos decorativos ideales para esta ambientación. Normalmente, los patrones y estampados incluyen aves de corral (el gallo, el principal), imágenes de animales salvajes (caballos mayormente) y escenas de bosques y cascadas. También los elementos antiguos de uso diario son buenos objetos decorativos, como planchas a carbón, palanganas metálicas, herramientas de trabajo viejas, etc.
Finalmente, suele haber sogas naturales en bolas, nudos para las cortinas, e incluso algunos mensajes de paz escritos en los muros como detalle final.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decorar una casa rústica, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

1 valoraciones. El 0% dice que es útil.