Cómo hacer pesas caseras

Cómo hacer pesas caseras

Cómo fabricar pesas

Si estás pensando en montar tu gimnasio hogareño pero tu presupuesto es limitado, seguramente querrás echar mano a tu creatividad y elaborar tus propios elementos en casa, con pocos gastos y los mejores resultados. En esta nota aprenderemos algunas buenas formas de hacer pesas en casa.

Las barras para las pesas

La barra es fundamental para hacer pesas de buena calidad. Puedes adquirirla en tiendas deportivas, o bien usar un caño que resulte resistente, relleno y duradero, adquirido en ferreterías y tiendas de la construcción. El caño debería ser inoxidable y tener cierto agarre para evitar que se resbale de tus manos con el sudor. Para ello, protégelo con convertidor de óxido en dos a tres capas, y crea mellas en su superficie arrastrando pinzas o golpeando suavemente, para lograr una textura que impida que se te resbale.

La longitud de la barra es a tu preferencia, aunque el tamaño estándar es de 1,20 mts para barras normales, y de hasta 2,15 mts para barras olímpicas y de mayor envergadura. A partir de la medida, calcula unos 20 a 30 centímetros de cada lado y crea una perforación pasante, en el mismo sentido en ambos extremos, para colocar allí un tope (un tarugo soldado o encajado bastará) que frene los discos o pesos a la hora de usar la barra.

Luego, si quieres puedes hacer una serie de perforaciones hacia los extremos, para ir trabando los discos con tarugos o piezas resistentes, dependiendo de la cantidad de carga de tus barras, o usar una tortuga o rosca a presión.

Cómo hacer pesas en forma de discos

Haz tus propios discos de material o de mezcla de cemento, usando un molde circular y plano en cuyo centro coloques un tubo de cartón, para dejar la abertura por la que pasará la barra, o bien rellenando baldes plásticos dejando un tubo al centro (o la misma barra que vas a usar). Sólo prepara el cemento, pesa la cantidad y vierte en el molde, para dejar fraguar en húmedo durante algunos días.

Con viejos neumáticos también puedes hacer tus propias pesas. Coloca una madera o placa resistente encastrada por dentro del neumático, y con una broca de copa haz la perforación al centro en donde encastrarás la barra. Para dar mayor peso a estas pesas coloca, dentro del neumático, botellas de agua, arena, piedras o lo que prefieras, hasta llegar al peso deseado.

Una manera más simple de hacer pesas es con botellas y bidones rellenos con agua, arena, o ambos, para obtener más o menos peso. Se atan con sogas a los extremos de la barra y se llenan, corroborando que ambos tengan igual peso. Procura que no queden pendiendo, pues el movimiento podría desbalancear la carga y hacerte daño. En cambio, átalas bien cerca de la barra, incluso puedes perforarlas en el cuello para encastrarlas con mayor seguridad.