Cómo hacer candelabros con sal de colores

Cómo hacer candelabros con sal de colores

Una decoración simple con velas y arena

Para complementar la decoración de cualquier evento o reunión con amigos, te presentamos una idea muy simple. Haremos candelabros de velas de noche, cuya base colorida estará formada por sal de diversas tonalidades.

Comenzamos por los materiales. Para cada candelabro necesitarás una vela de noche, de preferencia blanca, y un contenedor de vidrio incoloro. Puedes usar copas o vasos, también frascos de conserva limpios y sin etiquetas, o cualquier contenedor acrílico que sea incoloro.

Para preparar la sal de colores, necesitarás sal fina de mesa en buena cantidad, un contenedor y una espátula para mezclar, y luego los colorantes, que pueden ser vegetales de uso gastronómico, o también pinturas acrílicas, látex, témperas y similares, mezclándolas con un poco de agua si fuera necesario. De preferencia, usa un contenedor de preparación para cada color, así podrás trabajar con más comodidad.

Cómo preparar las sales de colores

Coloca una cantidad de sal en el contenedor, unas cinco o seis cucharadas grandes, dependiendo de la cantidad de candelabros que quieras hacer. Agrega unas gotas del colorante elegido (como vimos, puedes disolverlo en una cucharadita de agua templada) y mezcla con la sal, removiendo bien para asegurarte de que todos los cristales reciban este color.

Luego de mezclar, permite que el líquido restante se evapore dejando en el jardín o al aire libre durante algunas horas. Necesitamos tener la sal perfectamente seca, pues si estuviese húmeda podría transferir los colores. También puedes calentarla con el horno a baja temperatura durante algunos minutos, removiendo para que se seque de modo parejo.

Cómo hacer los candelabros con sal de colores

Para hacer los candelabros, ve agregando la sal coloreada con una cuchara, haciendo capas no uniformes en el contenedor, o bien usa conos de papel para ir agregando los colores simultáneamente, uno de cada lado, por ejemplo, haciendo formas atractivas. Asegúrate de usar colores diferentes para que se noten bien las capas separadas.

Tras colocar la última capa, dejando unos tres centímetros libres hasta el borde superior del contenedor, golpea suavemente contra la mesa para que la sal se acomode.
Coloca la vela de noche por encima, con su contenedor para evitar que la cera se derrame, de modo de poder reutilizar el candelabro colorido tantas veces como quieras. Listo, ya podremos decorar cualquier ambiente especial con este candelabro, simple y muy económico.