Cómo hacer tizas caseras

Tizas de colores hechas en casa

La tiza es uno de los elementos de dibujo preferidos por los niños, y también por los padres, ya que no mancha la ropa ni la piel y es lavable, lo que lo convierte en un aliado de la limpieza y del mantenimiento del hogar. Se trata de un elemento que puedes hacer en casa, con muy pocos gastos, en pocos minutos, y un útil objeto de diversión y aprendizaje.

Elementos para hacer tiza casera

Para hacer tizas en casa necesitas un contenedor plástico y una espátula para hacer las mezclas (también puedes usar tus manos, con un guante si prefieres), y un vaso de agua común del grifo.

También será necesario yeso en polvo (si pasas por un sitio en construcción puedes pedir un poco, o bien comprarlo en librerías y tiendas de artística o construcción).

Para darle color a las tizas, usaremos algún tipo de colorante, entre ellos el de alimentos, colorante en polvo, viejos trozos de tizas de colores, témperas, pinturas acrílicas o maquillajes en polvo.

Luego, ten a mano moldes de la forma que prefieras, entre ellos carcasas de fibras y rotuladores, tubos plásticos de pequeños diámetros, moldes de galletas u otros similares.

Por último, consigue aceite en aerosol o desmoldante.

Procedimiento para hacer tizas caseras

En el contenedor, coloca una cucharada o porción del yeso en polvo. Remueve para que no haya grumos, y ve agregando agua para lograr una pasta fluida. En este momento puedes agregar la tiza de colores molida o el colorante que prefieras.

Coloca el desmoldante en el molde, y vierte la preparación asegurándote de vibrar o mover para que no queden burbujas de aire atrapadas. Luego, sólo resta tener paciencia para que el líquido se evapore por completo, y puedas desmoldar tus tizas.

Cómo hacer tizas de dos o más colores

Una idea entretenida para los niños es hacer tizas de dos o más colores. Por ejemplo, en un tubo plástico delgado coloca el preparado de tiza del color deseado, y deja asentar en un sitio templado por medio día.

Cuando ya haya adquirido cierta consistencia, vierte encima hasta completar un preparado de tiza con otro color, especialmente alguno que sea contrastante, y deja que se evapore por completo. Este procedimiento puede demorar varios días, dependiendo de la temperatura y la humedad del lugar.

Al desmoldar, tendrás tizas de dos colores en cada extremo, que tus hijos usarán a placer y con gran creatividad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer tizas caseras, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

26 valoraciones. El 88% dice que es útil.