Cómo evitar el acoso de los cobradores de deudas

Los cobradores son insistentes, y hacen su trabajo con el fin de cobrar una deuda. De tu parte, debes saber cómo reaccionar ante su insistencia y actuar correctamente, para arreglar la situación cuanto antes y evitar el acoso.
"Mantén siempre el tono cordial, enojarte sólo empeorará la situación."

Cómo enfrentar a los cobradores de deudas

A veces nuestras finanzas se desacomodan un poco, y terminamos teniendo deudas con entidades financieras y comerciales, a las que debemos atender cuanto antes. Las tarjetas de compras, los créditos de las tiendas comerciales, y todas las facilidades de pagos nos pueden dejar con estas deudas, que hacen que se active el sistema de cobranzas telefónicas de la entidad acreedora... y con ello una gran molestia.

El trabajo de los cobradores telefónicos

En este sistema, un operario de cobranzas se comunicará contigo para recordarte sobre la deuda. Puede que se deba comunicar más de una vez, hasta llegar a una insistencia extrema y a malos tratos. Y es mucho peor aún cuando la deuda en cuestión ya ha sido saldada, pero no figura en su sistema, y ni hablar si la deuda no es propia. Esto es muy habitual al recibir teléfonos móviles del trabajo (cuyo antiguo poseedor es el verdadero deudor), o al recibir una nueva línea fija o móvil, pues el teléfono es la manera de contacto de los cobradores, sea cual sea la situación actual.

Los cobradores han sido entrenados para ser insistentes y activos. Su meta es lograr el cobro del monto adeudado, para lo cual utilizan los recursos a su alcance, desde repetidas llamadas hasta amenazas o recordatorios de qué es lo que podría pasar si no saldas tu deuda: intimaciones, ingreso de tus datos al sistema de verificación del estado de cuentas de tu país y otras. También recurren a otras herramientas, como comunicarse con otros familiares y amigos, hacerlo fuera de horarios razonables, emplear palabras abusivas y hasta obscenas, falsas amenazas de juicios, y otras tantas.

Cuando el cobrador trabaja en la misma empresa a la que se le debe, el asunto puede solucionarse más rápidamente; sin embargo, hay grandes empresas que contratan los servicios de cobradores especializados, y ellos no admitirán ni excusas ni explicaciones, y seguirán en su accionar aunque le hayas explicado mil veces que la deuda no es tuya o que ya ha sido saldada.

Cómo actuar frente a las llamadas por deudas

Cuando recibas el llamado de un cobrador telefónico, pídele que te explique de qué se trata la deuda y el monto, y toma nota de ello. Pide luego que te vuelvan a llamar, para poder así analizar tu estado financiero y tus actividades, y corroborar la deuda o reunir el material que compruebe el pago.

Cuando se comuniquen de nuevo, siempre en tono cordial, explica tu situación si la deuda ya hubiese sido pagada o si no fuera tuya, y ofrécete a enviar por correo electrónico o fax el comprobante de pago, si fuera el caso.

Si, en efecto, tienes la deuda, pide que te llamen en otro momento para convenir un plan de pagos, con buena disposición, lo que te dará tiempo a preparar tus finanzas para conocer tus posibilidades, y poder cancelar la deuda cuanto antes liberándote de todo el asunto. Recuerda informarte acerca de la prescripción de la deuda, pues puede que te estén cobrando por algo que ya no tiene efecto por haberse cumplido determinado tiempo.

Si ya has explicado que la deuda ha sido pagada o que no te pertenece, pero vuelven a comunicarse contigo, mantén el tono cordial (enojarte sólo empeorará la situación), repite que no eres el propietario de la deuda, y pide claramente que no vuelvan a llamarte. Esto se debe a que puede existir un sistema de grabación propio de la empresa, que te puede servir luego, en caso de que las llamadas se reiteren, como comprobante del acoso que te están propiciando.

En cualquier caso, puedes pedir al cobrador que te emita, por escrito (impreso o en pantalla) toda la información al respecto. Utiliza todas las herramientas a tu disposición, incluso puedes grabar las llamadas para utilizarlas como prueba en denuncias, si el caso se agravara. También lleva un registro de fecha, hora y detalles de cada una de las comunicaciones, con el mismo objetivo.

En la mayoría de los países hay servicios privados y gubernamentales de información al consumidor. Allí podrás asesorarte sobre tu condición actual, tus posibilidades, y también solicitar intervención para detener el hostigamiento de los cobradores, en particular cuando la deuda no te pertenece. La sola presentación de una denuncia a estos sistemas impide el contacto entre tú y el cobrador, so pena de acciones legales concretas. Además, te procurará seguridad y protección a ti, a tu familia y también a tus bienes.

"Utiliza todas las herramientas a tu disposición, incluso puedes grabar las llamadas para utilizarlas como prueba en denuncias."
Este artículo te fue útil?
38 valoraciones. El 42% dice que es útil.

Aquí finaliza el artículo Cómo evitar el acoso de los cobradores de deudas.. Encuentra otros artículos de interés sobre los temas Economía y Ahorro, Ahorrar dinero, o visita los siguientes artículos relacionados.

Compartir
Seguinos en...
Todo el sitio
Canal exclusivo
Hogar
Otros artículos de interés
Comentarios
Comohacerpara.com
Comentarios
Aún no hay comentarios escritos. Se el primero en comentar Cómo evitar el acoso de los cobradores de deudas
Escribir un comentario
Te invitamos a escribir un comentario sobre este artículo.
Facebook
Contáctanos | Términos y condiciones
Cómo evitar el acoso de los cobradores de deudas
Los cobradores son insistentes, y hacen su trabajo con el fin de cobrar una deuda. De tu parte, debes saber cómo reaccionar ante su insistencia y actuar correctamente, para arreglar la situación cuanto antes y evitar el acoso.
Licencia Creative CommonsCómo evitar el acoso de los cobradores de deudas por comohacerpara.com se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported.