Funcionamiento de la Lavadora

El lavarropas es un invento maravilloso que ha traído grandes alivios a las amas de casa. Aquí te contamos cómo funciona, desde que colocas las prendas hasta que terminas, y algunos consejos sobre su uso
"Luego de cada lavado, al retirar las prendas, deja la puerta abierta para eliminar el vapor."

Todo sobre el lavarropas

Divides la ropa por color, la pones dentro de la lavadora, agregas jabón y suavizante, y das inicio al programa elegido. ¿Sabes qué sucede dentro de la máquina lavarropas desde que la enciendes hasta que sacas la ropa limpia, perfumada y reluciente? Pues en esta nota te contaremos todo lo que quieres saber sobre este tan útil -¡imprescindible!- artefacto del hogar.

¿Cómo funciona la lavadora?

Al encender la máquina, agua fría o caliente ingresa al tambor del lavarropas, a la temperatura óptima según el programa elegido. Hay lavadoras que calientan en agua en un paso o caño, mientras otras toman el agua caliente del termotanque o del calefón. Una vez remojadas las prendas, el jabón de lavar la ropa corre por válvulas que, mezcladas con el agua, se dispersan por todas las prendas de manera uniforme.

La máquina posee un tambor interno que rota sobre su eje en diferentes direcciones. Mediante movimientos que van y vienen, la ropa se remueve en el agua jabonosa, asegurando una limpieza correcta de todo el contenido y, también, el suave frote de las prendas unas contra otras. Estos movimientos pueden ser programados de manera simple, o bien adaptarse al peso y tamaño de la carga actual en las versiones más modernas. También se recomienda el uso de lavarropas de carga frontal, pues las prendas son elevadas y arrojadas dentro del agua contenida, mientras que en los de carga vertical (y tambor vertical) las prendas se remueven de manera centrífuga.

Ya transcurrido el tiempo necesario, una bomba quita el agua contenida en el lavarropas y la elimina, haciendo ingresar más agua para el ciclo de enjuague. Se repite el procedimiento, esta vez sin el detergente de lavar, facilitando la eliminación de la suciedad, de la espuma y de los restos del jabón. Si el programa elegido incluye suavizante, este es el momento en que se mezcla con la ropa, luego se drena el agua y se realiza un enjuague final.

Finalmente, el tambor interior comenzará a girar a gran velocidad, haciendo que el agua que empapa las prendas comience a desprenderse por acción de las fuerzas centrípetas. Así, las prendas salen de la lavadora húmedas y no mojadas. Si el lavarropas tiene la función de secado, un chorro de aire caliente se integrará al ciclo de centrifugado, de modo que las prendas salgan de la máquina perfectamente secas y esponjosas.

Ciclos y programas de lavado

Las máquinas hogareñas automáticas poseen ciclos o programas de lavado. Las más modernas incluyen funciones más específicas, como consumo inteligente de agua, jabón y hasta de electricidad, según el peso y tamaño de la carga.

Entre los ciclos más habituales, puedes elegir:

El lavado rápido o ciclo corto: Ideal para prendas de uso diario, con poca suciedad (manchas de desodorante, sudor, humedad leve, suciedad habitual).

Programa con prelavado: Para prendas de uso diario con manchas más remarcadas, como las ropas de los niños, prendas con manchas de alimentos u otras.

El lavado largo o programa completo: Incluye todas las funciones de lavado, incluyendo prelavado, el de mayor duración (más exposición de las prendas con el agua jabonosa) y centrifugado. Es el adecuado para prendas con mucha suciedad, con tiempo de guarda y malos olores o con manchas difíciles (como frutas, chocolate, aceites y otros).

El lavado de prendas delicada: Es más suave, los movimientos son más gentiles, y la temperatura es regulada a calor medio. Es el ideal para ropa de fiestas, interiores y prendas delicadas en general. Este lavado más gentil evita roces y la producción de arrugas, minimizando la necesidad de planchado. En algunos lavarropas se lo llama programa de "lavado a mano".

Uso correcto del lavarropas

Recuerda cargar el lavarropas completo (sin excederte) para optimizar su uso. Luego de cada lavado, al retirar las prendas, deja la puerta abierta para eliminar el vapor, y cada tanto vierte agua muy caliente por el ducto del jabón y del suavizante, si lo prefieres con un poco de vinagre blanco, para eliminar restos de sarro adheridos. Al dejar de usar la máquina, desconéctala de la pared para evitar accidentes, y procura lavar a temperaturas más bien bajas, para evitar el consumo excesivo de electricidad y agua.

"Procura lavar a temperaturas más bien bajas, para evitar el consumo excesivo de electricidad y agua."
Este artículo te fue útil?
44 valoraciones. El 84% dice que es útil.

Aquí finaliza el artículo Funcionamiento de la Lavadora.. Encuentra otros artículos de interés sobre los temas Electrodomésticos, Lavarropas, o visita los siguientes artículos relacionados.

Compartir
Seguinos en...
Todo el sitio
Canal exclusivo
Hogar
Otros artículos de interés
Comentarios
Comohacerpara.com
Comentarios
Aún no hay comentarios escritos. Se el primero en comentar Funcionamiento de la Lavadora
Facebook
Contáctanos | Términos y condiciones
Funcionamiento de la Lavadora
El lavarropas es un invento maravilloso que ha traído grandes alivios a las amas de casa. Aquí te contamos cómo funciona, desde que colocas las prendas hasta que terminas, y algunos consejos sobre su uso