Cómo usar la Remachadora

Cómo colocar remaches

Muchos habrán visto fijaciones unidas mediante remaches. La forma de realizar este tipo de trabajos es mediante el uso de una herramienta llamada remachadora, la cual puede ser útil en nuestro taller, dependiendo de las tareas que hagamos.

Características de la remachadora

Las remachadoras son una herramienta sencilla y de fácil utilización. La podemos encontrar en casi cualquier sitio y a unos precios muy económicos.

Hay remachadoras de distintos tamaños, pero, en esencia, todas tienen el mismo funcionamiento y suelen ser de una calidad muy similar, por lo que recomendamos que adquieras una económica. Eso sí, evita en la medida de lo posible los materiales plásticos, ya que restarán la durabilidad de la herramienta considerablemente.

Cuando hablamos de materiales plásticos no nos estamos refiriendo a las empuñaduras de goma, que son recomendables para poder apretar y no hacernos daño en la mano.
Además de la herramienta en sí, la remachadora cuenta con varias bocas (por lo general cuatro) cuya función es adaptarse al diámetro del eje del remache. No tenemos más que sustituir una por otra, hasta encontrar la adecuada.

Estas bocas se encuentran justo debajo de la boca principal, y para cambiarlas necesitaremos desenroscarlas y enroscarlas en la zona principal. Para ello, cuando compremos la remachadora, veremos que también incluye una pequeña llave metálica que nos servirá para esta tarea.

Características del remache

Además de la remachadora, necesitaremos los remaches, que son piezas metálicas formadas, por norma general, de aluminio.

El remache está compuesto de dos partes: el eje y el sombrerete. El eje servirá para poder adaptar el remache a la remachadora, además de que cuenta con un extremo grueso que, al hacer presión, deformará el sombrerete para que abrace a las piezas que queremos unir.

Hay remaches de distintos grosores, dependiendo del diámetro que necesitemos. También hay distintas longitudes, proporcionando sombreretes más largos para cuando tengamos que unir piezas de mayor grosor.

Cómo poner un remache

Para nuestro ejemplo, vamos a hacer un remache uniendo dos chapas metálicas.
Procedemos en primer lugar a realizar un taladro en cada una de las chapas, con un diámetro igual al de la parte más fina del sombrerete.

Se ponen las dos chapas juntas y se introduce el sombrerete por ambos orificios. Ahora, no tenemos más que meter el eje por su parte larga dentro de la boca de la remachadora, y apretar las tenazas varias veces hasta que el eje se corte por sí solo. Esto hará que el sombrerete se deforme por uno de los extremos, abrazando así ambas chapas de forma permanente.
Recuerda que esta unión es fija y permanente, por lo que no realizaremos remaches en lugares que vayan a ser modificados en un futuro.

Cómo quitar un remache

Si en algún momento queremos romper un remache, el modo más eficiente es utilizando un taladro. Lo taladramos y, al ser de aluminio, saldrá con facilidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo usar la Remachadora, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

31 valoraciones. El 87% dice que es útil.