Cómo hacer bolsitas de tela para el baño

Bolsas de tela para colgar jabones y perfumes en el baño

La hora del baño es un verdadero placer. Si bien la ducha es una actividad diaria necesaria, tanto para nuestro aspecto como también -y más importante aún- para nuestra salud, el baño de inmersión, con o sin burbujas y sales o complementos, es un momento especial de relajación, de mimarnos y de cuidar nuestro cuerpo y mente.

Hoy aprenderemos a realizar simpáticas bolsitas de tela que puedes reutilizar una y otra vez, para colocar en ellas las sales de baño, las fragancias, las burbujas, geles, jabones líquidos y los elementos que prefieras, incluyendo cáscaras de cítricos, rodajas de frutas y vegetales, y pétalos de flores, para mejorar el agua de tu baño de inmersión y facilitar la limpieza de la tina.

Materiales necesarios

Para hacer estas bolsitas necesitas un rectángulo de una tela liviana, de preferencia sin estampados ni diseños, de trama algo abierta o suelta. Puedes usar gasas, telas "de pañal", o también lino abierto o similares. Un rectángulo de 30 x 14 cm bastará para hacer una bolsa bien espaciosa y conveniente.

También será necesario un tramo de elástico fino, del que poseas. Alrededor de 17 centímetros serán suficiente para hacer un buen cierre, aunque dependerá de la calidad del elástico y su resistencia. Luego, necesitarás una soga de algodón, como piola, cola de rata, y también alguna cinta decorativa para colgar (o para cerrar) la bolsita. Puedes no utilizar el elástico y usar directamente el hilo o la soga para tu trabajo.

Por último, ten listas las herramientas principales: una máquina de coser e hilo al tono (o aguja e hilo). Procura que el hilo tenga acrílico o poliéster en hasta 50%, para que corra con facilidad y resista bien la humedad constante de la ducha.

Cómo armar las bolsitas para el baño

Prepara la máquina de coser en puntada recta pequeña, o bien en puntada zigzag y luego puntada recta. Coloca la tela en la mesa de trabajo, dóblala por la mitad hacia arriba (obteniendo una pieza doble, con el "lomo" hacia abajo, de 15x14 cm de tamaño), y cierra sus laterales con dos pasadas de costura, para una máxima duración.

Sin voltear aún, dobla un centímetro de tela de la apertura superior para poder hacer pasar por allí el elástico o la soga. Si prefieres, puedes colocar estos materiales antes de coser, o bien coser estos pequeños "bolsillos" tubulares y dejar algunos milímetros abiertos, para hacer pasar por allí luego el elástico o la soga (recordando estirarlo durante la costura, para que recorra toda la abertura y luego se frunza en el cierre). Para hacerlos pasar en este caso, engancha un alfiler de alambre grande o una aguja larga en un extremo, y hazlo pasar en su totalidad, para hacer la labor más fácil.

Cose las tiras decorativas: si has elegido usar el elástico, voltea la tela para dejar una bolsa fruncida donde colocar los complementos cómodamente. Si no has utilizado el elástico no hará falta costura alguna, pues al hacer pasar la soga o cinta por el "bolsillo" simplemente deberás tirar de ella para cerrar bien la bolsita.

Cómo usar esta bolsa de tela en el baño

Como vimos, puedes colocar en esta bolsita rodajas de frutas y vegetales con sus propiedades, cáscaras frescas o secas de cítricos, sales de baño, burbujas o jabones, pétalos de flores, incluso sales con aceites esenciales.

Deja que esta bolsita flote y se sumerja en el agua del baño de inmersión, o usa su soga para colgarla de la canilla o grifo inferior de la ducha, de modo que el agua del llenado de la tina vaya pasando por esta bolsa, y así permitir que los componentes de la misma accionen bien en el agua caliente, de manera bien uniforme.

Foto ilustrativa: Tatamba

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer bolsitas de tela para el baño, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

3 valoraciones. El 100% dice que es útil.