Cómo Soldar un Tubo de Gas

Guía para Soldar Tubos de Gas

Si bien no será una tarea cotidiana, es posible que por alguna causa debas soldar dos tubos de gas. Para ello deberemos seguir unas premisas fundamentales.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que hay que recurrir a un instalador autorizado para las tareas relacionadas con el gas, ya que se corre el riesgo de realizar mal el trabajo con nefastos resultados. No obstante, vamos a explicar el modo de proceder, haciendo una prueba al final para comprobar que el trabajo se haya realizado correctamente. Si lo estimamos oportuno, una vez finalizada la tarea, pediremos una inspección rutinaria al instalador autorizado.

Características del gas

El gas butano, el más generalizado en nuestros hogares, tiene algunas características importantes que deberemos tener en cuenta.
En primer lugar, se trata de un gas inodoro e incoloro, por lo que no se podrían detectar las fugas si no fuese porque se le añade un compuesto del tipo mercaptano que permite el característico olor que todos conocemos.

El gas butano que utilizamos en el hogar suele venir en garrafas o bombonas de color naranja, que se enganchan con una válvula Kosangas, la cual dispone de un sistema de seguridad para la salida de gas en caso de sobrepresión. Esta válvula va atada a un manguito de goma que se dirige a la instalación (generalmente de cobre) y que distribuirá el gas por la casa.

El gas útil ocupa un gran espacio, por lo que en los tubos o garrafas viene en estado líquido en su mayoría, pasando a gas sólo una parte que se quedará en la zona alta de la bombona, por tener menor densidad. Conforme se va gastando este gas, el que se encuentra en estado líquido se va convirtiendo en gaseoso.

La válvula Kosangas tiene una pestaña que nos permitirá cortar el paso del gas hacia la instalación, además de que cuenta, como ya hemos comentado, de un sistema de evacuación del gas, en caso de que el tubo se caliente en exceso y se genere un exceso de gas en forma gaseosa. Por ello, siempre se recomienda colocar el tubo o bombona en zonas del exterior.

Hay que tener en cuenta una premisa fundamental por la que se producen los accidentes. A diferencia de lo que la gente cree, los tubos de gas nunca explotan. Los accidentes se producen debido a que el gas va saliendo en forma gaseosa, llegando a ocupar la habitación en la que se encuentra y, al tener un volumen mayor que la propia habitación, el gas presiona en las paredes si no encuentra una vía de escape, y termina reventándolas.

Si tiramos un tubo de gas a una hoguera tampoco explotará. Lo único que pasará es que se liberará rápidamente el gas que contiene en su interior debido al aumento de temperatura, por lo que pasará rápidamente de estado líquido a gaseoso.

Nuestro único peligro es que el gas se escape por algún sitio, por lo tanto, es importante tener los tubos o garrafas en exteriores. De este modo, el único riesgo se encontrará en la instalación interior de la casa.

Preparando el tubo para soldar

Primeramente, realizaremos un croquis de cómo queremos que quede nuestra instalación, tomando medidas para el posterior corte y moldeado. Sin duda, el tubo más recomendado en la actualidad para este tipo de instalaciones es el tubo de cobre.

Cortaremos los tubos con las medidas adecuadas ayudados por un cortador de tubos de cobre, de forma que coincidan las piezas en la instalación que vamos a realizar.

En el caso de tener que hacer figura, es recomendable utilizar los codos de cobre que se fabrican para este menester. Nada de doblarlo manualmente, ya que esto hará que la presión incida de forma desigual en todas las partes de la instalación, pudiendo producirse pérdidas por rotura. Estos codos van reforzados de forma que esto no se produzca.

Cuando ya tengamos todos los tubos cortados según el croquis, vamos a proceder a sanearlos. Esto lo haremos limando los extremos, de forma que queden lo más limpios posible de virutas y rebordes.

Cómo soldar un tubo de gas

Finalmente, podemos proceder a realizar la soldadura. Para ello, aplicaremos un decapante en la zona que vamos a soldar, facilitando así la labor.

Seguidamente, calentamos con el soplete la zona a estañar, (recuerda utilizar guantes para evitar quemaduras) y cuando cambie de color, ya estará preparado para aplicar el estaño. Empezamos poniendo la punta de este y veremos cómo se va fundiendo sobre el tubo, extendiéndose bien. Es importante asegurarnos de que no quede ningún poro libre por el que pueda escapar el gas.

Si lo estimamos oportuno, podemos deshacernos del resto del estaño sobrante cuando aún está caliente, ayudándonos por una brocha o similares.

Esta tarea la realizaremos en todas y cada una de las juntas, y siempre comprobando que quede completamente soldado.

Hay que evitar también que el estaño penetre demasiado dentro del tubo, ya que podría llegar a obstruirlo. Cuando hayamos terminado cada soldadura y el estaño ya se haya endurecido, podemos comprobar que no haya entrado en su interior. En caso de que lo haya hecho, es recomendable realizar otra soldadura nueva, eliminando la anterior.

Cómo comprobar que el tubo no tiene pérdidas

Una vez hayamos finalizado la instalación, deberemos proceder a comprobar su perfecta realización. Para ello, nos preparamos un poco de agua jabonosa (agua con jabón) y la vamos extendiendo por todas y cada una de las uniones. Conectamos la instalación de forma segura, y encendemos la bombona.

Ahora, deberemos comprobar que no se produzcan burbujas en ninguna de las soldaduras. Si es necesario, aplicamos más agua jabonosa en todas las juntas hasta estar completamente seguros de que no se produce ninguna pérdida, las cuales se harán visibles porque irán creando pompas o burbujas con el jabón que le hemos aplicado.

En caso de encontrar alguna, desconectaremos rápidamente la bombona y volveremos a soldar la junta.

Es necesario llamar a un instalador autorizado para que compruebe que la instalación y la soldadura del tubo ha sido correcta, para que no existan riesgos que, como ya hemos comprobado, pueden dar lugar a desagradables situaciones.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Soldar un Tubo de Gas, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

60 valoraciones. El 95% dice que es útil.