Cómo Plantar Olivos

El Olivo y sus Cuidados

El origen del olivo, que da lugar al mejor y más saludable aceite, no está muy claro, pero se cree que viene de Israel, que los fue exportando hasta conseguir que todo el planeta disfrute de sus propiedades.

Si quieres cultivar olivos, es importante saber que el crecimiento de este árbol es lento, por lo que no obtendremos olivas o aceitunas hasta pasados unos años. Por otro lado, el olivo es muy fuerte y duradero, ya que no exige demasiados cuidados y vivirá más años que nosotros mismos.

¿Dónde plantar el olivo?

El olivo es un árbol resistente y que no requiere especiales cuidados. En principio, el tipo de suelo no suele afectar a su desarrollo, incluso puede vivir en terrenos muy secos y duros. Por norma general, lo que si habrá que tener en cuenta es que no se encuentre en zonas que tengan habitualmente temperaturas inferiores a los diez grados bajo cero.

Tampoco conviene que sufra de vientos secos y temperaturas excesivamente elevadas durante la floración, ya que disminuirá la cosecha y no alcanzará la calidad y calibre adecuados. Lo ideal es que esté en un sitio con mucha luz

Cómo plantar el olivo

Para calcular las separaciones entre los árboles, se tendrá en cuenta que en una hectárea podrán caber unos 72 árboles bien distribuidos, aunque en caso de regadío, incluso se pueden introducir hasta 400 árboles. Eso sí, habrá que cuidar los olivos con esmero para conseguir un fruto abundante y de calidad, ya que de lo contrario no tendrán suficiente fuerza.

En cuanto al riego del olivo, si queremos obtener un buen fruto, nunca bajaremos de los 800 mm, por lo que en zonas donde no hay lluvias en absoluto será recomendable utilizar riego por goteo.

A los olivos hay que injertarlos, por lo que tendremos en cuenta las variedades más adecuadas para cada tipo de injerto. Si no hacemos esta tarea, su oliva no será comestible. Este injerto se realizará cuando el árbol ya haya alcanzado un mínimo tamaño. Algunas de las variedades de olivo más comunes, según el uso del fruto, son las siguientes:

  • Aceitunas de almazara: Son las que se utilizan para la producción de aceite. Sus variedades más destacadas son: Picual, Cornicabra, Hojiblanca, Lechín, Verdial, Empeltre, Arbequina, Picuda, Blanqueta, Farga, Manzanilla cacereña, Morisca, Aloreña, Morrut, Sevillenca, Castellana, Villalonga, Changlot y Alfafara.
  • Aceitunas de aderezo: Entran en este grupo las variedades orientadas a la comida tras un tratamiento. En este caso, además de utilizar algunas variedades de almazara con recogida temprana, las más destacadas son Manzanilla, Gordal y Morona.

La poda del olivo

Se puede dirigir el árbol de forma que lleve entre una y tres patas. Si se trata de grandes plantaciones, se recomienda una sola, ya que facilita la recogida en masa. En caso de ser un olivo para uso casero, quizás es recomendable poner hasta tres, ya que cuando crezca este sistema nos ayudará a recogerlas subiéndonos a él.

Conviene realizar una poda del olivo cada dos años, dando de este modo forma al árbol. Si queremos que crezca rápidamente en detrimento de la producción durante los primeros años, la poda será severa. En caso de que prefiramos árboles más pequeños pero plagados de frutos, se recomienda vaciar año por medio, cortando las ramas pequeñas que no forjen la forma que nos gustaría en el futuro.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Plantar Olivos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

136 valoraciones. El 93% dice que es útil.