Cómo Elegir un Taladro y un Destornillador Eléctrico

Diferencias Entre Destornilladores y Taladros Eléctricos

Ya sabemos que la variedad de herramientas que podemos encontrar en el mercado es muy amplia. En nuestro caso, si estamos aquí, es porque hemos decidido pasar de los destornilladores o taladros manuales a los eléctricos. Pero no todos son iguales.
En principio parecen herramientas muy distintas, pero hay máquinas que pueden servirnos para ambas necesidades. Es decir, podemos optar por adquirir un destornillador eléctrico y un taladro eléctrico por separado, o una única máquina que nos sirva tanto para taladrar como para atornillar y desatornillar.

Vamos a conocer un poco más de cada una de estas herramientas.

Cómo elegir un taladro eléctrico

El taladro eléctrico es una herramienta imprescindible para el que le gusta hacer por sí mismo las reparaciones en casa. Además de taladrar, es imprescindible que disponga de sistema percutor, ya que éste nos ayudará mucho en paredes y materiales especialmente duros. El percutor aumentará el peso de la herramienta, por lo que es posible que, dependiendo del trabajo habitual que realicemos, necesitemos contar también con un taladro sin percutor, que nos resultará especialmente cómodo para acceder a zonas difíciles, además de que podremos utilizarlo durante más tiempo sin cansarnos.

Hoy en día es común encontrar taladros con velocidad regulable, lo que nos ayudará a adaptar el giro dependiendo del material que vayamos a trabajar.

En cuanto al sistema de alimentación, podemos optar por el clásico cable o hacernos con uno de los modernos taladros con batería. Ambos tienen ventajas e inconvenientes.

En el primer caso, el cable impide movilidad, en especial si estamos taladrando por superficies muy amplias, y tenemos que estar moviendo constantemente el alargador hacia el lado que vayamos. Por otra parte, no tiene límite en su uso, y siempre está disponible, aunque pasemos largos periodos sin usarlo.

En cambio, una batería nos va a permitir una mayor movilidad, pero a costa de un aumento de peso considerable. Por otra parte, si se agota la carga no podremos seguir trabajando.

Si nuestros trabajos son en plan bricolaje, es recomendable el taladro con cable, ya que nunca sabemos cuándo lo vamos a utilizar, y si contamos con uno de batería y hace tiempo que no lo utilizamos, es probable que ésta se encuentre descargada. Aunque seamos francos, para colgar un simple cuadro no vamos a necesitar el exceso de consumo para cargar la batería, al igual que no vamos a tener que estar esperando horas para poder utilizarlo.

Hay una gran variedad de taladros en el mercado. Recomendamos ver varios modelos y comprobar que se adapten a nuestras necesidades. Por otra parte, es aconsejable buscar ofertas, ya que siempre las hay en distintos comercios, con lo que podremos ahorrar un buen dinero.

También podemos encontrar taladros con percutor especiales para poder añadirles un pico y utilizarlo a modo de martillo hidráulico. Eso sí, nos costará algo más de dinero y contaremos con un mayor peso, pero nos puede sacar de más de un apuro.

Cómo elegir un destornillador eléctrico

Sin duda, es importante considerar la adquisición de un destornillador eléctrico sólo si vamos a hacer un buen uso de él. Si nuestra labor es atornillar y desatornillar unas pocas ocasiones al año, no nos interesará, puesto que con los comunes tendremos de sobra. No obstante, es posible que necesitemos un uso intenso de esta herramienta, por lo que la opción de adquirirla en su modalidad eléctrica debe ser tenido en cuenta, ya que nos ahorrará esfuerzo y tiempo.

Al igual que en taladros, podremos encontrar una gran variedad de modelos en el mercado. Recomendamos buscar ofertas para ahorrar dinero, ya que siempre hay algún destornillador eléctrico con precio rebajado, ya sea por cambio de stock o por querer sacar al mercado un nuevo modelo.

El taladro destornillador

Si hemos estado pensando que necesitamos ambas herramientas, aunque el destornillador no lo vamos a utilizar demasiado, quizás nuestra opción más recomendable sería un taladro destornillador.
Esta máquina cuenta con las mismas características que las dos anteriores en una sola.

A la hora de elegir el taladro destornillador con batería, recomendamos que sea de litio, en especial si vamos a pasar largos periodos de tiempo sin usarla. Se trata de una batería más cara, pero ganaremos en durabilidad y peso.

Lo único negativo de esta máquina es que cuesta encontrar una que disponga también de percutor, por lo que nos veremos limitados a la hora de realizar taladros sobre superficies duras como el hormigón.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Elegir un Taladro y un Destornillador Eléctrico, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

72 valoraciones. El 75% dice que es útil.