Cómo hacer un futbolín en una caja de zapatos

Cómo hacer un metegol casero

A los manitas e inquietos les gusta siempre estar ocupados con pequeñas creaciones o arreglos en casa, aunque hay veces que no se les ocurre qué hacer.

Pues bien, hoy vamos a explicar una forma muy sencilla de hacer un pequeño futbolín o metegol casero que nos podrá dar buenos ratos, no sólo fabricándolo, sino después, al jugar con nuestros hijos.

Elementos necesarios

Para la realización de este juego, necesitaremos:

18 corchos (los que podemos encontrar en las botellas de vino)

Una bola de plástico pequeña y ligera

Palitos de los que se utilizan para las brochetas

Una caja de zapatos

Rotuladores, tijeras y pegamento

Un saco de patatas vacío

Unos cuantos alfileres

Diseñando el campo de juego

En primer lugar, los corchos serán nuestros jugadores, por lo que procederemos a pintar seis de un color y seis de otro (para diferenciar los equipos)

Una vez pintados, procederemos a pintar la caja de forma que simule lo mejor posible un estadio de fútbol. Una vez hecho, realizamos seis perforaciones en la caja (3 por cada equipo, por lo que recuerda que tienen que ir intercalados). Es muy importante que las distancias entre ellos, al igual que su altura, siempre sea la misma. No olvidemos que los jugadores no quedarán pegados al fondo de la caja, sino que estarán elevados aproximadamente un centímetro del "piso".

Ahora vamos a proceder a hacer las porterías. Para ello, marcamos los dos rectángulos y recortamos por los laterales y la parte superior, dejando la inferior unida a la caja. Ahora, colocamos unos trozos del saco de patatas a modo de redes. Tenemos que dejar la máxima holgura posible para evitar que la pelota salga una vez que haya entrado.

Cómo montar los jugadores en el futbolín

Ya tenemos conformado nuestro estadio, y es ahora cuando los jugadores tienen que salir al campo a darlo todo. En primer lugar, pasamos las varillas de brocheta para situar a los porteros. Clavamos al jugador en ésta y seguimos con la varilla bien recta hasta perforar el extremo opuesto. Para que no se salga, colocaremos unos corchos pinchados en el extremo opuesto y que, a su vez, nos servirán de empuñadura. Repetimos esta acción con todos y cada uno de los jugadores de ambos equipos. Recuerda que en la varilla del portero irá un jugador, en la varilla de la defensa colocaremos dos jugadores, y en la varilla de los delanteros pondremos a tres (en total, seis jugadores por equipo)

Ahora, para evitar que se nos salgan las varillas, en el extremo opuesto a las empuñaduras de corcho clavaremos unos alfileres, atravesando la varilla por el lado interior del estadio, de modo que hará tope cuando lleguemos al extremo.

Listo, a jugar con este original futbolín casero hecho con una caja de zapatos y mucho ingenio.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un futbolín en una caja de zapatos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 86% dice que es útil.