Cómo crear moldes para copiar llaves

Supongamos que en casa sólo dos personas tienen copia de la llave de acceso principal, tu pareja y tú. Pero, por un descuido, tu llave se ha roto, y ha quedado deteriorada para realizar una copia a partir de ella. Puedes llevar la llave de tu pareja al cerrajero, aunque esto significaría que se quedaría sin su llave por algún tiempo. Entonces, ¿cómo solucionamos este inconveniente en sólo minutos?

Bien, una opción es crear una copia con un cerrajero especialista, a partir de un molde para llaves fabricado en sólo minutos, como veremos a continuación.

Cómo hacer un molde para llaves con porcelana fría

La primera técnica, muy sencilla, es crear un molde a partir de una masilla de modelar. Puedes usar cualquier masilla que, al secar, no pierda sus formas, es decir: que no se expanda ni se contraiga.

Una manera de lograrlo es amasando una pequeña bola de porcelana fría. Luego de aplanar hasta un grosor de unos 5 mm, simplemente presiona la llave contra la masilla, al centro. Haz una marca para cada cara de la llave, para tener de reserva. Luego, deja secar. Puedes crear un molde aplicando más porcelana sobre esta marca, una vez seco el molde.

Molde para llaves hecho con masilla

Otra idea es usar masilla de dos componentes, de la que se utiliza en refacciones en el hogar. Amasa ambos componentes y crea una base para el molde. Aplasta la llave, en ambas caras, al centro de esta masa. Deja secar (puedes ayudarte con el horno o con un secador de cabellos para acelerar el secado), y luego crea la llave con porcelana fría o con estaño derretido, colocándolo en una latita y llevándolo al calor. Así, el cerrajero podrá copiar la forma, incluyendo las canaletas de los laterales de la llave.

Un molde con jabón de tocador

También puedes utilizar un simple jabón de tocador. Dale un poco de calor, con una secadora de cabellos, para aflojar y ablandar la superficie. Luego, coloca la llave al centro y dale unos golpecitos para plasmar sus formas. Nuevamente, crea un molde para cada cara de la llave, para capturar y copiar las formas de sus canaletas.

Después, crea el molde con porcelana fría, masilla para artesanos, masilla de dos componentes, o simplemente jabón, lleva el molde al cerrajero para que cree su propia llave, guiado por su experiencia.

Si la llave fuese más bien plana, es decir, si no tuviese canaletas especiales en sus laterales, simplemente puedes crear la impresión de un lateral, para crear copia de sus dientes. La importancia de crear un molde para cada cara de la llave de pala es poder plasmar en la creación estas canaletas laterales que dan mayor seguridad a la cerradura.

Con un cerrajero experimentado, estos moldes podrían en verdad ayudarte a salir de una situación difícil, ante una llave rota accidentalmente o quebrada por un exceso de fuerza.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo crear moldes para copiar llaves, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

22 valoraciones. El 73% dice que es útil.