Cómo hacer una estantería con poco dinero

Estantería con poco dinero

Si te acabas de mudar a un nuevo hogar, o si ha quedado vacante una habitación, o si quieres agregar más espacio de guarda y exhibición en tu hogar, pero careces del presupuesto para adquirir una nueva pieza de mobiliario, puedes poner en marcha algunas de estas valiosas ideas, que te permitirán crear una estantería o biblioteca de muy bajo presupuesto, aprovechando lo que tienes en casa.

Ideas originales para armar una estantería con poco presupuesto

Aunque este proyecto puede ser realizado con numerosos elementos, hay algo imprescindible que no puede faltar: al menos dos tablas o planchas de algún material. Estas tablas serán las estanterías propiamente dichas. Necesitas que sean firmes, rígidas, y que soporten el peso de lo que sea que coloques encima.

Puedes usar una variedad de elementos. Tablas sueltas, planchas de madera sobrantes de algún proyecto, tablas de un viejo pallet, e incluso otros elementos de lo más variados. Simplemente, debes preparar estas superficies. En lo ideal, que sean de igual tamaño, sin embargo, si no logras conseguirlo, procura que se trate de elementos de tamaños similares. Prepáralos limpiándolos, pintándolos o haciendo lo necesario, y luego establece el orden de colocación: el más grande y/o e más pesado, abajo; y el más pequeño y/o liviano, estará como estante superior.

Para hacer esta estantería con poco dinero, aprovecha viejas tablas de esquiar, de snowboard (hasta de surfear), patinetas, tablas de wakeboard, viejas tablas de planchar, remos de botes, raquetas unidas entre sí, y por qué no, viejas persianas o marcos de ventanas, cuadros, marcos de espejos o lo que consideres útil para tu proyecto. Vuélvete creativo aquí, y aprovecha todo lo que tengas a la mano para hacer un proyecto sumamente original.

Ahora, necesitaremos dar altura a este trabajo de bajo presupuesto. Para ello, utilizaremos también lo que sea que tengamos a mano: remos dispuestos en vertical, botellas de vidrio rellenas de arena para darle peso, viejos floreros de iguales tamaños, cajas de madera o de cartón, cartones de leche (también rellenos con arena, para dar firmeza), caños de todo tipo, ladrillos y adoquines de cualquier estilo, cubos de plástico, libros, cajas de vidrio con piedras decorativas, o el elemento que quieras.

Dependiendo del tamaño de los estantes, coloca dos, cuatro, seis o cuantos \"parantes\" necesites. Si por ejemplo, utilizas como soportes estanterías de tablas de madera y cubos de vidrio de igual ancho que las maderas, coloca uno en cada extremo. Si se trata de botellas, en cambio, colocarás una en cada uno de los cuatro ángulos de la madera.

Si la estantería fuese algo larga, o si el material no fuera de suficiente firmeza y rigidez, coloca uno, dos, o cuantos soportes consideres necesarios, bien al centro del estante, o bien distribuidos a lo largo. Aprovecha para convertir a estos parantes como decoraciones, y mézclalos: ladrillos huecos en los extremos, botellas de colores como soportes internos extra.

De este modo, aprovecharás todo eso que tienes dando vueltas por allí, y lograrás tener una original estantería sin gastar un centavo en ello. Una tarea ahorrativa, que te permite ordenar tu hogar y maximizarlo, en varios aspectos posibles.

Imágenes de Cómo hacer una estantería con poco dinero

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una estantería con poco dinero, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

8 valoraciones. El 63% dice que es útil.