Cómo eliminar los hongos de jardín

A menudo, cando encaramos un nuevo proyecto de jardinería o cuando nos enfrentamos a un exterior algo descuidado, vemos hongos verticales en el piso. Simplemente arrancarlos no será una solución, pues dejarán vástagos y vestigios de nuevos hongos que aparecerán nuevamente, en poco tiempo. Aprendamos, entonces, a eliminar los hongos de jardín adecuadamente.

Los hongos del jardín aparecen luego de las grandes lluvias, o bien en cualquier momento en ciudades con climas de humedad constante. Aunque en su mayoría no son tóxicos para humanos y otros animales, afean los jardines y hasta pueden impedir el correcto desarrollo de otras especies vegetales, tomando los nutrientes del suelo circundante. También puede suceder que se desarrollen variedades tóxicas de hongos, tanto para los miembros de la familia, como también para nuestras queridas mascotas.

Los hongos de jardín suelen desarrollarse debajo de plantas frondosas, aunque también pueden aparecer en macetas y jardinera, o en cualquier sector del piso donde se haya creado un microclima que favorezca su crecimiento, con calidez, humedad, y condiciones de pH ácido.

Aunque el primer instinto es arrancarlos de raíz (lo que es muy efectivo para, simplemente, quitarlos de la vista), debemos emplear una tarea más específica para evitar que los hongos vuelvan a aparecer. Rociarlos con funguicidas y herbicidas también podría quitarlos de la vista, pero ello conlleva, además de su potencial nuevo desarrollo, daños para las demás especies vegetales cercanas, e incluso podría ser nocivo para nuestros animales de mascotas o niños que haya en el hogar.

Para eliminar los hongos del jardín, lo primero que debemos hacer es analizar el suelo, y ver si la tierra posee altos niveles de humedad, provenientes del goteo o de la pérdida de algún grifo cercano. También recuerda que los hongos necesitan de muchos nutrientes orgánicos, por lo que debes retirar del suelo los restos de maderas o elementos orgánicos en putrefacción, que podrían estar alimentando estos hongos.

Con guantes protectores, retira los hongos visibles, tomándolos desde su base e incluso retirando el sector de tierra en torno a su raíz. Luego, analiza la tierra y las raíces, insertando tus dedos (con guante protectores). Si notas más raíces que plantas, puede que haya plantas en subdesarrollo. Estas son las semillas que no han brotado por fuera de la tierra y que, al entrar en estado latente o de putrefacción, podrían servir como alimento a los hongos. Si no tienes cultivos cerca, simplemente pasa el rastrillo o el pincho de jardinería, para exponer estas raíces al aire y detener su crecimiento.

Con el rastrillo, retira también los vástagos de los hongos. Remueve la tierra y analiza estos llamados "huevos" de hongos, retirándolos con la mano y guantes protectores. Luego, deja que la tierra se seque, sin regar, para evitar la propagación de nuevas variedades. Deberás controlar la humedad de esta tierra por algunos días, incluso hasta 15 días, para evitar definitivamente la brotación de nuevos hongos.

También controla la tierra. Si es una tierra ácida, es más propensa al desarrollo de hongos. Puedes neutralizar la tierra colocando aditivos de jardinería para alcalinizar tierras ácidas, llevándolas a un nivel más bien neutro.

Luego, simplemente complementa la tierra con nuevas variedades de cultivo, y ya no tendrás que lidiar con estos molestos, olorosos y antiestéticos hongos en tu jardín y en tus cultivos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo eliminar los hongos de jardín, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

18 valoraciones. El 78% dice que es útil.