Cómo saber qué animales son buenos para el jardín

La presencia de insectos en el jardín suele ser percibida como señal de enfermedad, atentado y peligro para el bienestar y la salud, o el buen aspecto de plantas y flores. Sin embargo, hay ciertas especies de insectos y pequeños animales que son de gran beneficio para nuestro jardín. Ayudan en el control de malas plagas, lo mejoran y también lo embellecen.

Entre los pequeños animales, quizás los sapos y ranas son los más importantes en cuanto a su aporte benéfico para el jardín. Ellos se alimentan de insectos de tierra y voladores, ayudando a controlarlos y a evitar su proliferación o reproducción, minimizando entonces las poblaciones de estas amenazas.

Además de estos animalitos, hay ciertos insectos cuya presencia en nuestros jardines debemos aprender a apreciar. Ellos se alimentan de otros insectos, tanto de los adultos reproductores como también de crías y huevos, ayudándonos así a mantener el jardín libre de pestes e insectos nocivos.

Entre ellos, los escarabajos son sumamente benéficos, ya que se alimentan de las larvas de los insectos, minimizando el daño potencial que le producen a nuestras queridas plantas y flores.

Las crisopas, también, consumen los ácaros, en especial los presentes en el césped o en el pasto. También consumen moscas blancas, algunas especies de arañas, y hasta se alimentan de los huevos de orugas.

Las mariquitas (conocidas en algunos sitios como Vaquitas de San Antonio) se alimentan de una gran variedad de insectos y pestes. Su menú diario se compone de una gran variedad de hojas, plantas y, claro, también de ácaros, su platillo más nutritivo y predilecto.

Pero los ácaros no son los grandes enemigos del jardín. Existe gran variedad de especies de ácaros, entre las que se encuentra una que resulta beneficiosa para el jardín. Se trata de los ácaros depredadores, que consumen algunas especies de arañas pequeñas, y también otras variedades de ácaros. También consumen crías y huevos de ambas especies.

Los nematodos parásitos, por su parte, se alimentan principalmente de gorgojos y de gusanos, colaborando así a evitar su propagación y reproducción.

Finalmente, las abejas ayudan a polinizar las flores, vitalizándolas y permitiendo la reproducción y el desarrollo de las plantas. También las avispas son de gran beneficio para nuestro jardín, ya que se alimentan de los huevos de algunas especies de insectos, incluyendo los de las polillas y de los ácaros.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo saber qué animales son buenos para el jardín, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 71% dice que es útil.