Cómo crear y mantener un jardín tropical

Ha y muchos estilos de jardín que puedes lograr en tu hogar, ya sea que vivas en una casa con un amplio sector al aire libre, o en un apartamento con terraza. Entre los estilos naturales, el jardín tropical es uno de los más elegidos, por su encanto y vitalidad, que logra convidar alegría y una sensación de diversión única.

El jardín tropical se desarrolla mejor en ciudades de clima tropical, claro. Es decir, en ambientes cálidos y húmedos. Sin embargo, puedes crear este ambiente natural controlando la humedad y la temperatura de ambiente, mediante elementos mecánicos o eléctricos. Entre ellos, puedes colocar humidificadores, calefactores, o bien crear una suerte de invernadero que mantenga a salvo las especies tropicales, ayudadas por sistemas de climatización artificiales y, seguramente, mucho de tu compañía y atención.

El tipo de plantas para colocar en un jardín de estilo tropical es una elección crucial. Si pones plantas de climas o de estilos xerófilos, agrestes y demás, seguramente el impacto visual no será el deseado. Tampoco es buena idea mezclar las variedades, ya que cada una posee sus requisitos de humedad y temperatura que se diferenciarán de los de otros estilos y variedades de plantas.

Por ello, para crear un jardín tropical de alto impacto y adecuación, prefiere las especies de esta franja climática, entre ellas: Hibiscos, Lino (el de Nueva Zelanda es más preciso), Kalanchoe o incluso Miscanthus. Las variedades con flores amplias, bien coloridas, son las ideales para un jardín tropical.

El jardín tropical nunca es silencioso. Es vital, alegre, lleno de colores en flores y con infinita variedad de diferentes tonos de verde en las hojas. Elige las plantas de hojas ahuecadas, de gran tamaño, frondosas y vitales. También puedes dejar a cielo abierto, de modo de invitar a aves y a ciertos insectos voladores que complementen el aspecto.

Dentro de las técnicas de cuidado y mantenimiento para jardines tropicales, los detalles y características de humedad y de clima no son los únicos factores a considerar. Por ejemplo, la tierra de los cultivos es un detalle por demás importante. Debe tratarse de una tierra que posea una composición adecuada para mantener la humedad por tiempo prolongado. También, debe tratarse de un suelo por demás fértil, bien nutrido, tratada con abono casero y con suplementos nutritivos y fertilizantes.

Con respecto de los fertilizantes, es mejor elegir los naturales. Los fertilizantes de nitrógeno provocan un crecimiento en la planta (tallo y hojas), pero disminuyen el desarrollo de las flores y el proceso de floración en general. Cuida la medida o la dosis de fertilizante, considerando que se trata de un clima cálido que facilita los procesos de descomposición y putrefacción.

Imágenes de Cómo crear y mantener un jardín tropical

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo crear y mantener un jardín tropical, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 100% dice que es útil.