Cómo dibujar una biblioteca para decorar una pared

Dibujar una falsa biblioteca

Muchas veces hemos hablado de aprovechar cada espacio disponible en el hogar, para crear espacios de costura, de labores y de trabajo. Pues hoy veremos una idea bastante original para decorar el lugar de trabajo, ya sea uno oculto, empotrado o abierto. En la técnica de hoy utilizaremos pinturas, aunque también puedes realizar la técnica de cartapesta.

Para decorar el espacio de trabajo, dibujaremos una falsa biblioteca en la pared. Así, pintaremos libros de aspectos añosos, en colores naturales y un tanto apagados, dando una inigualable sensación de estar en presencia de una biblioteca con cientos de años de historia.

Ideas para decorar con una falsa biblioteca

Puedes inspirarte en imágenes que encuentres en Internet, y también crear un diseño más lúdico. Con ello nos referimos a que la pintura no necesita específicamente ser copia fiel de una fotografía, sino que puedes dar trazos más engrosados, casi caricaturescos, para dar más soltura al aspecto final de esta curiosa decoración.

Una buena idea es dibujar los libros y titularlos de acuerdo a tus obras preferidas. Simplemente, pinta los lomos de los libros, dando diferentes colores y también diferentes alturas y espesores. Luego, con pinturas o con rotuladores, puedes escribirles los títulos de tus obras preferidas, o bien colocarles títulos imaginarios, como si fueses el autor de tales creaciones. ¡Esto será sumamente inspirador!

Dijimos que la otra técnica era la de cartapesta. Pues bien, puedes recortar imágenes de libros, diarios y revistas, e incluso imprimirlos en tu computadora. Asimismo, otra idea es recortar papeles de diferentes colores y texturas en forma de libros, dando con rotuladores o con pinturas los detalles que convierten a este simple recorte de papel en el lomo de un libro.

Si tienes la buena fortuna de hallar en el mercado servilletas de papel tissue, papel de regalo o algún tipo de papel con el estampado de una biblioteca, te ahorrarás un gran paso.

Prepara la pared limpiando y lijando la superficie, para eliminar cualquier suciedad y marca. Luego, aplica una capa de pegamento para papel tapiz o papel de pared, o bien una capa fina de cola de carpintero, incluso puede servir hasta cola escolar, según sea el material de la pared a cubrir. Coloca los recortes en su sitio, y pincela por encima con más pegamento. Esto permitirá adherir el papel, y también darle una cobertura protectora. Recuerda solapar apenas los recortes, para permitir una unión pareja.

También puedes pintar la pared de negro antes de pegar los papeles, para disimular cualquier diferencia en los recortes, a modo de sombras.

Finaliza el trabajo haciendo detalles y sombreados de pinturas, y aplica una nueva capa protectora de cola. Ya tienes lista tu biblioteca personalizada.

Imágenes de Cómo dibujar una biblioteca para decorar una pared

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo dibujar una biblioteca para decorar una pared , te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

2 valoraciones. El 100% dice que es útil.