Cómo prevenir accidentes con el fuego en el hogar

Métodos para prevenir accidentes con el fuego

En lo que respecta a los accidentes que ocurren en el hogar, la mayoría de ellos podrían haber sido evitados si tan sólo hubiésemos sido un poco más precavidos. Por ello, debes prestar atención y llevar a la práctica todos los consejos de seguridad y prevención de accidentes hogareños que encuentres, ya que nada es demasiado cuando se trata de cuidar a nuestra familia y a nuestro bienestar propio en el hogar.

Ante un incendio, debes mantener una mentalidad fría y práctica, para actuar con precaución y efectividad. Pero mejor que saber actuar, es saber prevenir. Antes hemos hablado sobre las técnicas de prevención de incendios en el hogar, evitando dejar velas encendidas o llamas en habitaciones sin supervisión, aprendiendo a colocar el repasador y los trapos lejos de los quemadores para evitar incendios en la cocina, e incluso revisando las conexiones de electricidad para evitar el comienzo del fuego. Hoy hablaremos de algunas otras técnicas de prevención del fuego, orientadas al momento en el que se produce el infortunio.

Extintor para apagar el fuego

Los elementos de control de incendio son nuestra primer arma de batalla. En todo hogar debería haber un extintor o un matafuegos, siempre con buena carga y en un sitio que quede al alcance de la mano de todos los habitantes del hogar. Para evitar otros accidentes, enseñaremos a nuestros niños desde temprana edad tanto a usar como a reconocer y encontrar el extintor: así todos podrán actuar a tiempo, antes de lamentar las devastadoras consecuencias de un incendio.

Un truco sencillo: ante la ausencia o agotamiento del extintor, se puede rociar la base del fuego con bicarbonato de sodio. No es lo más adecuado, debido a la cercanía física que se debe tener con el fuego, pero es útil saberlo, para casos de verdaderas emergencias.

Alarmas de prevención de incendios

También los sistemas de alarma nos ayudarán a prevenir incendios. Los detectores más antiguos funcionaban detectando, ya sea el cambio o aumento de la temperatura, o bien el humo en el aire. Los detectores más modernos combinan ambas circunstancias, e incluso pueden ser ajustados para habitaciones más cálidas, para las distintas épocas del año, y también para hogares de fumadores o donde hay calefacción de hogar a leña. Además, los modernos detectores integran un sensor que permite detectar fugas de gas o cambios en la composición del aire de la habitación.

Al accionarse alguno de los sensores, el detector emitirá una señal de alerta tanto auditiva como visual, siendo así adecuados para hogares con personas hipoacúsicas. Esta señal visual es una luz intermitente, e incluso algunos sistemas emiten vibraciones de baja frecuencia que pueden sentirse en la piel. También los sistemas integrales de prevención de accidentes en el hogar cuentan con un sistema de comunicación que alerta a números seleccionados (por ejemplo, de los padres de la familia, en sus teléfonos móviles) y al servicio de bomberos más cercano.

Los sistemas de extinción integrales son adecuados, ya que al accionarse la señal de alarma contra incendios, estos sistemas crean una lluvia de agua, ya sea en todo el perímetro o en la habitación donde se ha disparado la alarma, según sea la tecnología del sistema.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo prevenir accidentes con el fuego en el hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

4 valoraciones. El 75% dice que es útil.