Cómo Deshidratar Alimentos en Casa

Métodos para Deshidratar Alimentos en Casa

La deshidratación es el procedimiento mediante el cual se retira la humedad interna de frutas, vegetales y hasta de flores u hojas, para su conserva a futuro, o para aderezar platillos de manera especial. Puedes aprovechar a deshidratar frutas y vegetales de estación, y tenerlas siempre a disposición a lo largo del año, rehidratándolas al momento de su consumo y aportando a tus platillos una textura única.

Hay tres métodos básicos para deshidratar alimentos: por calor o acción solar, por el uso de deshidratadores comerciales eléctricos, o bien mediante el uso de fuentes alternativas de calor, incluyendo estufas hornos y otros. Y para poder deshidratar nuestras frutas, vegetales y flores preferidas en casa, hoy aprenderemos a elaborar un deshidratador solar.

Cómo hacer un deshidratador casero

Antiguamente, nuestros abuelos solían secar frutas y vegetales al sol, extendiendo largos mesones o rejillas y dejándolos a la intemperie. Esto solía llevar muchos días, incluso semanas, y contaba con una tasa de fracasos y desperdicios muy poco deseada. Pero hoy, con esta sencilla idea, puedes lograr deshidratar alimentos de manera más veloz y con menor posibilidad de pudriciones y contaminaciones por insectos, polvo u otros.

Para realizar este deshidratador solar casero necesitarás un marco o estructura. Puedes hacerla de metal o de madera, según tus conocimientos, tus herramientas, y los materiales a tu disposición. También necesitarás de clavos, martillos (o el elemento de sujeción adecuado), rejillas para crear las bandejas, y algunos plásticos negros para absorber mejor el calor.

Esta estructura posee una parte superior que captará el calor solar. En su capacidad interior se colocarán las bandejas colectoras de los alimentos a deshidratar. Recuerda que no se trata de una estructura cerrada, pues se debe propiciar la fuga del vapor de la humedad que se vaya desprendiendo de los alimentos. También recuerda que esta estructura debe poseer cierta movilidad, para trasladarla en casos de lluvias, o para girarla siguiendo la trayectoria del sol, aprovechando al máximo su calor.

Dimensiones del deshidratador casero

A modo de referencia, estos son los tamaños finales de este modelo de deshidratador solar:

  • El colector horizontal tendrá 2 x 1,05 mts, e irá levemente inclinado para captar el sol, por lo que también requiere de patas
  • Patas: 35 centímetros para las delanteras, y 40 cm para las traseras.
  • La parte vertical medirá 1,25 mts x 30 cm
  • Las bandejas medirán 100 x 30 cm, distanciadas a unos 15 cm entre sí. El plástico debe ser suficiente para cubrirla, de modo de evitar que ingrese suciedad e insectos.

Como construir el deshidratador

Comienza por elaborar la parte horizontal (inferior) en forma de un cajón, ya sea con piezas macizas o con simples listones. Coloca las patas delanteras y las traseras, y únelas con listones laterales. Une a la estructura la forma de la parte vertical, también creada con listones. Fija el plástico negro por debajo de la bandeja colectora, con grampas o clavos. La estructura, entonces, tendrá una forma de L. Coloca malla mosquitera en la base frontal de la parte horizontal, y en la franja superior trasera de la parte vertical. De este modo, podrá circular el aire.

Crea las bandejas con listones de madera o barras metálicas, colocando como piso malla mosquitera, que permita la circulación del aire. Estas bandejas reposarán en listones agregados en la parte superior. Cubre la parte vertical con plástico incoloro, recordando facilitar la apertura para posteriores retiros y colocación de las bandejas.

En este video explicativo puedes ver paso a paso cómo hacer un deshidratador solar casero.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Deshidratar Alimentos en Casa, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

62 valoraciones. El 87% dice que es útil.