Cómo hacer una funda para una netbook con un libro

Es ta es una idea original para crear la funda para tu netbook o laptop de pequeño tamaño, a partir de un elemento muy especial: un libro.

Elige un libro que exceda el tamaño de tu computador personal en apenas un centímetro y medio en sus laterales. También asegúrate de elegir un libro cuyo espesor sea apenas superior al espesor de tu netbook cerrado.

Puedes usar virtualmente cualquier libro. Los de enciclopedias son ideales, pues cuentan con tapas de buen espesor y dureza, y tienen tamaños superiores a los de los libros de novelas. Elige un libro del tamaño correcto y, claro, que esté algo deteriorado, pues eliminaremos sus hojas para crear la funda para tu notebook.

Ya elegido el libro, elige la tela con la que complementarás el modelo. Esta tela hará una funda interior y, también, conformará el cierre lateral. Abre el libro, retira las páginas, y colócalo sobre la mesa de trabajo. Asegúrate de que las tapas estén bien acondicionadas, restaurando los sectores que así lo requieran.

Luego, corta un trozo de tela resistente pero suave, que exceda el tamaño de las tapas del libro abierto. Recuerda dejar un excedente amplio, pues lo utilizarás para coser la cremallera que recorrerá los tres laterales del libro.

Haz los pliegues laterales de la tela, y adhiere la cremallera (cierre). Debe ser de un tamaño suficiente para poder abrir completamente la funda de tu computador, facilitando su uso y manejo. Ya cosida la cremallera, coloca también una cinta de elástico que recorra las esquinas o el ancho de la funda, o también puedes utilizar cintas de velcro, para que tu ordenador se mantenga firme en su lugar con la funda cerrada.

Ahora, adhiere la funda de tela al interior de las tapas del libro. Utiliza cemento de contacto para una mejor adherencia. Es una excelente idea colocar un poco de vellón fino entre las tapas del libro y la tela, para crear una superficie acolchada que mantenga bien protegida tu notebook. Si deseas colocar cintas de agarre o de cuelgue, debes adherirlas entre la tela y las tapas del libro. Colócalas debajo del vellón, para que la terminación sea más prolija.

Cuando el pegamento haya secado a la perfección, puedes comenzar a utilizar tu funda protectora y lucirla como el elemento funcional tan especial que has creado, ¡manteniendo tu computador siempre a salvo!

Imágenes de Cómo hacer una funda para una netbook con un libro

Imagen 1.
Imagen 2.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una funda para una netbook con un libro, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

5 valoraciones. El 100% dice que es útil.