Cómo organizar la alacena o despensa

Organizar la alacena o aparador

v, y que nos permitirá llevar mejor nuestras cuentas de gastos y compras, ahorrando con simples vistazos y compras eficientes.

Pasos para organizar una alacena  o despensa

Vaciar. El primer paso para dar un buen orden a la despensa y a la alacena, es vaciarla por completo. En este paso, iremos eliminando los productos vencidos y en mal estado. Los alimentos en buenas condiciones para el consumo irán siendo colocados en una mesa, para darles posteriormente un buen guardado.

Limpiar. Luego, toca el turno de la limpieza de la despensa o de la alacena. Comienza a limpiar desde arriba y hacia abajo, retirando primero el polvillo y los restos sólidos, para barrerlos desde el suelo, y luego desinfectando adecuadamente con vinagre blanco de alcohol y bicarbonato. Luego, deja ventilar mientras acondicionas los alimentos para su guarda.

Usar recipientes plásticos. Aprovecha contenedores plásticos o de vidrio, de cierre hermético. Ellos te permitirán mantener una cuenta a simple vista de cuánto resta hasta terminarse algún alimento. Coloca todos los alimentos en estos contenedores, menos los que tengan sus envases aún cerrados. Cuando abras un paquete, vierte el restante del contenido en estos frascos o tuppers, para una mejor guarda.

Coloca los contenedores en orden a su necesidad. Los más habituales, irán más a mano; los de vencimiento o fecha de caducidad más próxima, deben ir por delante de los de mayor durabilidad. Así, te asegurarás de no desperdiciar alimentos por no saber que allí están, o por haber sobrepasado su fecha de expiración.

Por reglas generales, la durabilidad de los alimentos en la despensa es el siguiente:

Aceites: Cerrados, hasta 18 meses; abiertos, de 6 a 8 meses.

Olivas: 12 meses.; aceite de olivas: 9 meses

Vinagres: no poseen caducidad, pero nunca deben ser almacenados en contenedores metálicos. Los aliños con y sin vinagres o acetos deben guardarse por no más de 10 meses. Los encurtidos en vinagre no deben conservarse más de 1 año, si no se ha abierto su envase original.

Granos: arroz, de 6 a 24 meses (blanco); legumbres y guisantes, 18 meses.

Vegetales enlatados: 1 año, aproximadamente.

Infusiones: té, 2 años en hebras, 6 meses en bolsitas; café 2 años en grano o molido, 1 año el instantáneo.

Azúcar: el blanco, 24 meses; el glas, 18 meses; el moreno, 4 meses.

Miel y melaza: la miel no posee fecha de caducidad; la melaza dura 12 meses sin abrir, y 6 meses abierta. Lo mismo sucede en las mermeladas y caseras. El sirope puede durar un año.

Leche: evaporada, 6 meses; condensada, 1 año; maternizada, 12 a 18 meses; en polvo, 18 meses, 6 si ha sido abierta.

Harina: blanca, hasta 15 meses; reforzada, 6 meses. Ambas en contenedores cerrados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo organizar la alacena o despensa, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

13 valoraciones. El 100% dice que es útil.