Cómo organizar el guardarropas

Organizar el guardarropa

La organización del guardarropas no tiene por qué ser una tarea complicada. Incluso si posees armarios, roperos o guardarropas de reducidas dimensiones, puedes dar orden y prolijidad con algunos simples consejos de organización.

Consejos para tener un guardarropa ordenado

El primer paso para la optimización y acomodo del guardarropas, es quedarnos únicamente con aquellas prendas que en verdad necesitemos y usemos. Un truco sencillo es seguir una regla de base: lo que no ha sido usado en el último año (desde la temporada anterior), ya no debiera tener cabida en nuestro guardarropas.

Regalar lo que no se usa. Ya fuera que se trate de prendas de moda o de prendas clásicas, si no las hemos usado en los últimos 12 meses, bien podemos donarlas o regalarlas a quien más las necesite, o mejor uso les dé. De este modo, estaremos logrando un lugar extra en nuestro guardarropas, facilitando el orden y minimizando las arrugas en las prendas guardadas a presión en espacios diminutos.

Para determinar las prendas que en verdad nos serán de utilidad, además de la regla de los 12 meses, podemos seguir una regla muy sencilla: preguntarnos, y respondernos con sinceridad. Debemos reconocer, con honestidad, si le daremos uso futuro a esa prenda. Las prendas que conservamos "para cuando bajemos de peso" deben ser minimizadas a sólo una, a modo de aliciente, y no más. Tampoco conserves las prendas o los calzados que no te sienten, que no te gusten, o que te incomoden o te hagan daño. No los usarás.

Arreglar lo roto. Si la prenda ha sufrido daños, debemos repararla. Si no sabemos cómo, no la debemos guardar hasta saberlo, sino que debemos donarla a quien sepa hacerlo, como las numerosas entidades de caridad.

Lavar lo sucio. Esta misma regla se aplica a la ropa con manchas, ya que suelen ser lavadas, desinfectadas, y utilizadas en labores de todo tipo por parte de estas generosas organizaciones.

Ordenar la ropa. Luego, una vez liberado el espacio y minimizada la cantidad de ropa, podemos dar orden a ese temible guardarropas. Coloca todas las prendas sobre la cama, arregla las que lo necesiten, lava las que lo requieran, plánchalas, y luego dobla adecuadamente todas las prendas, dividiéndola primero según la estación del año, en tres montones: ropa de abrigo, ropa de calor, y ropa anual.

Separar la ropa de estación. Coloca la ropa de fuera de estación dentro de bolsas compactadoras, o dentro de contenedores plásticos de cierre hermético, para que puedan ser guardados debajo de la cama o en la baulera.

Ahora sí, el armario estará mucho más libre, con mucho más espacio. Las prendas se arrugarán menos y, al tener menos cantidad, serán más visibles y propicias de ser lucidas con todo orgullo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo organizar el guardarropas, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

2 valoraciones. El 100% dice que es útil.