Cómo pintar paredes con efecto encaje

Ho y te contamos una técnica muy interesante para decorar techos, paredes, pisos o cualquier tipo de superficie. Se trata de realizar una técnica de pintura decorativa que de la imagen de delicados encajes, pero realizados con una técnica de estampado o de stencil.

Tenemos dos formas de hacer el falso encaje: con estampas o con moldes. Para los moldes, así como para los sténcils, utilizaremos nada menos que un elemento poco convencional: blondas de papel, de las que se utilizan en repostería. Estas blondas poseen diseños muy interesantes, son muy económicas, y su material de confección es muy resistente para esta labor.

Para realizar esta técnica de imitación de encaje en paredes y techos, comenzamos por preparar la superficie a tratar. Debemos lijar adecuadamente, dejando la superficie lisa y pareja, y luego retirar el polvillo con un trapo o esponja húmeda. Si fuera necesario, debemos aplicar un sellador o un fijador, o incluso una base de "primer" de látex, para sellar la superficie a tratar.

A continuación, pintaremos el encaje en sí. Luego de haber dejado secar a la perfección la pintura de base, colocaremos la pintura más clara. Tenemos dos técnicas para hacerlo. Una es la técnica de estampado, que consiste en colocar pintura sobre un sello o un elemento, para luego realizar una suave presión sobre la superficie y dejar marcada su forma. Es decir: se trata de aplicar el efecto como un sello sobre un papel.

Para realizar esta técnica, aplicaremos primero una o dos capas de la pintura de base. El color de la pintura de base debe ser delicado y sencillo, un poco más oscuro que el color del "encaje" realizado. Ello se debe a una sencilla razón: si no hiciéramos una base más oscura, el efecto de encaje no podría apreciarse. Luego, aplicaremos en forma de sello o estampado el diseño del encaje, utilizando pintura más clara.

La segunda técnica es la del sténcil, que se trata de aplicar un elemento que cubra la superficie, para luego aplicar la pintura por encima, de modo tal que deje traspasar el color por las perforaciones huecas o caladas. Para esta técnica haremos la pintura al contrario: ya que el sténcil o el molde cubrirá la pintura en el diseño, primero aplicaremos el color claro, que será el que tomará la forma del delicado encaje. Una vez seco, colocaremos los moldes fijándolos con pegamento en aerosol o con cinta de papel, y con la ayuda de un rodillo sin demasiada carga aplicaremos el color más oscuro. Así, la pintura del segundo tono se colará por las perforaciones del encaje (del molde), y logrará hacerse visible el efecto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo pintar paredes con efecto encaje, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 43% dice que es útil.