Cómo revestir una pared con rodajas de madera

Revestimiento con rodajas de madera

Hoy te traemos una técnica decorativa impactante, atractiva, y sumamente original para complementar un estilo decorativo naturalista o country, rústico o campestre. Se trata del revestimiento de paredes con finas rodajas de madera, dando una sensación de construcción natural única, y por una fracción del costo real de la construcción con troncos.

En el mercado puedes hallar rodajas de madera de muchos tamaños, incluyendo casas de construcción y tiendas de artesanías. Adquiere todas las que necesites, según la o las paredes que quieras revestir o decorar con esta técnica, y procura elegirlas en tamaños diversos. Estos diferentes diámetros te permitirán dar más naturalidad al acabado final, y te propiciarán un aspecto más original y menos estructurado.

Pasos para revestir una pared con rodajas de maderas finas

Vaciar la pared. Para crear este original acabado natural con rodajas de madera, comenzaremos por vaciar la pared. Quitaremos cuadros y adornos, y cubriremos el piso y el sector del techo, para evitar ensuciar. También cubriremos enchufes y toma corrientes con cinta de pintor (de papel, de bajo contacto) y papel de diario. No olvides también cubrir los marcos de puertas y ventanas. De este modo te evitarás una gran limpieza posterior.

Limpiar la pared. Luego de vaciar la pared, límpiala. Líjala para eliminar suciedad y dejarla lista para trabajar, y elimina el polvillo con un paño húmedo. Ahora sí, ya puedes comenzar a aplicar las rodajas de madera.

Aplicar las rodajas. Para adherir las rodajas de madera a la pared, puedes usar pequeños clavos, aunque el pegamento será lo mejor, pues es más cómodo y rápido de aplicar, y además, te asegura un acabado bien firme y más decorativo. Puedes aplicar pegamento multipropósitos comerciales, pastinas de cola y harina de madera, cemento de contacto o el pegamento que consideres más adecuado, según el material de la pared, su textura o tu disponibilidad.

Ve colocando las rodajas de madera en línea, desde abajo hacia arriba. Esto te permitirá dos cosas: primero, acomodarlas según su diámetro y tamaño, para procurar menos separaciones entre las rodajas de madera, y segundo, te permitirá un apoyo extra para las maderas superiores. Si comenzaras desde arriba, correrías el riesgo de que se deslicen hacia abajo.

Dejar secar. Tras colocar todas las rodajas de madera en su sitio correcto, recreando el estilo rústico en la pared, debes dejar secar a la perfección el pegamento. Puedes colocar tablones de cartón o madera con una cuña para darles una sujeción extra, aunque estas rodajas son livianas, y el pegamento será más que suficiente para sujetarlas.

Rellenar los huecos. Por último, debes rellenar los huecos creados entre las rodajas de madera, a modo de pastina, como la que se coloca entre las baldosas y azulejos o cerámicos, para dar buena terminación. Utiliza cola de carpintero con harina de madera, entonándola con entonador, con acrílico o con colorante, según el estilo deseado. Procura que sea más claro que las rodajas de madera, más bien parecido al tono de las cortezas o laterales. Aplícalos con un cucurucho o con jeringa de amplio diámetro, para asegurarte de no dejar burbujas dentro. No coloques demasiado, para que no sobresalga. Luego emprolija, deja secar, y finaliza la labor con una capa de barniz protector, en aerosol o con soplete.

Imágenes de Cómo revestir una pared con rodajas de madera

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo revestir una pared con rodajas de madera, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

14 valoraciones. El 93% dice que es útil.