Cómo hacer un zapatero infantil

Lo s niños y el calzado parecen no congeniar en lo que respecta al orden. Nuestros hijos, más a menudo de lo que quisiéramos, dejan sus zapatos por toda la casa, o por todo el piso de su habitación, sin darle una guarda adecuada. Pero con esta idea, seguro se motivarán a darles una buen y prolijo almacenamiento: un zapatero infantil colgante que, al mismo tiempo, decora la habitación.

Para realizarlo, elegiremos una pieza de tela de gran tamaño, al menos 60 cm de ancho y 120 cm de alto. Con ella formaremos la base decorada. También necesitaremos cintas al bies, para decorar y dar buena terminación a los bordes y laterales, y tela plástica cristal (incolora y algo gruesa, para que sea resistente) para colocar allí los calzados.

En primer lugar, define el diseño de tu zapatero infantil. Debe ser del gusto de tu hijo, y en complemento con la decoración de la habitación. Puede reflejar las formas básicas de un animal de su gusto, o quizás la forma de algún personaje de televisión que llame su atención. Ya definida la forma o el estilo, adquiere la tela de base en complemento al diseño.

Luego, es momento de crear la estructura. Comienza por marcar los sitios de guardado. Calcula, para los tamaños mencionados, dos pares de calzado por nivel, y unos tres niveles en total. Recuerda que puedes adaptar el tamaño a la cantidad de pares de calzado que quieras o que tu hijo use.

Calcula 35 centímetros de altura por nivel, dependiendo del tamaño de calzado de tu hijo. Este tamaño te permitirá conservar el zapatero por muchos años. Para formar el contenedor de los pares de calzado, debes unir la tela plástica por su base en una costura recta, y luego los laterales, para finalmente marcar las divisiones.

Cada nivel de la tela plástica cristalina debe poseer forma de trapecio (los laterales un tanto inclinados, y el borde superior más largo que el inferior, decorado con cinta al bies) de modo de coser el borde inferior a la tela de base, y luego, al unir los laterales a la base, se forme un bolsillo que sobresalga. Al coser luego las divisiones para cada zapato, se formarán cuatro bolsillos, donde podrás insertar cada zapato cómodamente.

Recorta los sobrantes y emprolija la obra con cintas al bies. Utilizando pinturas, recortes de telas u otros, crea la decoración elegida en el restante superior de la tela de base. Finalmente, coloca cintas para colgar el zapatero de la pared, y ubícalo a una altura que tus hijos alcancen. Así, el niño disfrutará de esta decoración y dará buena guarda a todos sus zapatos, en un hábito de orden entretenido y especial.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un zapatero infantil, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

8 valoraciones. El 75% dice que es útil.