Cómo Eliminar el Hollín de una Chimenea

Limpieza de la Chimenea

Antes de que llegue la estación fría y se acomode en nuestras vidas, debemos prepararnos para combatirla desde nuestro hogar. Así como hemos aprendido a purgar los radiadores, podemos preparar los hogares, estufas a leña y todo elemento de calor de este tipo, quitando el hollín de sus chimeneas para procurar un buen escape del humo y un mejor funcionamiento. Incluso, si te has mudado a un nuevo hogar y no conoces a fondo el estado de la calefacción, esta es una tarea casi obligatoria para la seguridad de todos los habitantes de la casa.

Pasos para limpiar el hollín de la chimenea

En la chimenea, o la "pipa", se acumula hollín en forma de pequeñas bolitas negras. Éstas, con el tiempo, amenazan con obstruir la vía de escape de los tóxicos emanados por la combustión de leña. Por ello, debemos eliminar este hollín limpiando bien el escape.

En primer lugar, habrá que verificar el estado de la chimenea. La manera más sencilla de hacerlo es metiendo la cabeza al hoyo (con gafas puestas, para no correr peligro en los ojos) y, con la ayuda de una linterna, observar el estado de las altas paredes. También podemos hacerlo desde el techo.

Una forma de quitar el hollín de las chimeneas es pasando una escobilla especial para tal fin, la cual posee formas redondeadas, es liviana, y sus cerdas son sumamente resistentes. Esto es necesario, pues debes frotar las paredes con ella. Antes de realizar la tarea, asegúrate de cubrir con tela y diarios, tanto los muebles como los pisos, y cualquier mobiliario de la habitación. Cierra sus puertas y abre las ventanas, retira también las cortinas, pues cuando cepilles la pipa, el hollín va a caer y desplazarse por toda la habitación.

Al cepillar la pipa o chimenea, hazlo uniendo el cepillo a un mango extensible y resistente. Vístete con ropa que se pueda ensuciar sin problemas, colócate gafas y también una mascarilla o barbijo. Raspa las paredes hasta que ya no notes hollín. Deja descansar por algunos minutos, y luego limpia la zona. Por último, termina la tarea encendiendo el fuego, para asegurarte de que la chimenea tenga buen tiro.

Si no cuentas con este cepillo para eliminar el hollín, en el mercado vas a encontrar unas piedritas o gravas que puedes volcar por la chimenea. Coloca debajo un contenedor, para que no se escapen con facilidad. También puedes colocarlas dentro de una vieja funda de almohada o una bolsa de tela, y atarla con una soga, para insertarlo por la chimenea y usarlo como un cepillo.

Finalmente, otra manera de limpiar la chimenea para quitar el hollín, es atando una cadena, lo mas grande posible, al extremo de un alambre, el cual tendrá que tener el largo suficiente como para llegar hasta el borde de la pipa. La idea es hacer golpear o raspar la cadena contra las paredes, para que el hollín vaya cayendo hasta el fondo. Este recurso sirve especialmente en chimeneas de estufas a leña pequeñas, cuyo diámetro es angosto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Eliminar el Hollín de una Chimenea, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

31 valoraciones. El 65% dice que es útil.