Cómo Decorar con Piedras Pintadas

Decoración con Piedras Pintadas

En otro artículo aprendimos a pintar piedras para decorar, en diferentes estilos y según los designios de nuestra decoración hogareña, o de nuestro gusto en particular. Aquí te traemos una idea para decorar objetos con piedras pintadas, en colores planos, o en pintura decorativa, como parte de nuevos diseños.

Pasos para decorar con piedras pintadas

Comenzamos la labor por designar el objeto que transformaremos en una apreciación decorativa única. Puede ser una mesa del jardín, una bandeja, un cantero en el que queramos lucir piedras de manera original, o incluso una pared o un piso, como el borde de la piscina o algún sendero en el jardín.

Luego, reuniremos las piedras necesarias. Pueden ser compradas o de cualquier tipo. Por cuestiones de comodidad, las piedras erosionadas con agua (piedras de río) serán mejores, pues son redondeadas y suaves.

El siguiente paso es limpiarlas bien. Para hacerlo, las herviremos durante varios minutos con polvo de limpieza y abundante agua. También podemos espolvorearlas con bicarbonato de sodio y zumo de limón, para crear una efervescencia que elimine todas sus suciedades. Luego, las cepillamos bajo el agua, y a continuación las dejaremos secar completamente.

Pintando la piedras

Ahora pintaremos las piedras. Virtualmente podemos utilizar cualquier tipo de pintura, a nuestro gusto. Te recomendamos pintarlas con laca vitral, pues se adhiere perfectamente y posee un acabado traslúcido, que dejará apreciar las marcas y vetas propias de la piedra. Para fijar bien el color, tras dejar secar la pintura de laca, daremos una mano de barniz en aerosol, barniz a pincel, o de laca vitral.

A continuación, preparamos la pasta de base, mientras dejamos secar las piedras a la perfección. Esta pasta puede simplemente ser cemento, preparado con la mezcla de cemento y agua.

Preparando la zona a decorar con las piedras

En la superficie donde vamos a decorar con piedras pintadas, diseñaremos un marco de contención con listones de madera, si fuera necesario. Colocaremos cucharadas de cemento preparado ágilmente, pues si usamos cemento de secado rápido nos podemos perder el momento oportuno. Con un listón de madera del tamaño adecuado, emparejamos la superficie para dejarla bien lisa.

Luego, colocamos las piedras pintadas sobre el cemento. Con una leve presión, las insertamos a la pasta. Con un guante de látex para cubrir nuestras manos, emprolijamos los espacios de separación entre las piedras, aprovechando para llevar la pasta hacia los laterales de la piedra. Esta no debe sobresalir demasiado (un máximo de dos centímetros, en piedras de gran tamaño), y dejaremos secar perfectamente. Según las indicaciones del cemento, debemos rociar con agua cada una a dos horas, para permitir que el cemento fragüe de manera pareja, sin grietas.

Para finalizar este arte de decorar con piedras pintadas, y dependiendo del objeto creado, podemos barnizar con protector para pisos de cerámico o cemento, o bien con barniz en aerosol o a pincel. Luego de dejar secar, tendrás una superficie decorativa bien impactante que llamará la atención de quienes la observen.

Imágenes de Cómo Decorar con Piedras Pintadas

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Decorar con Piedras Pintadas, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

15 valoraciones. El 100% dice que es útil.