Cómo hacer cuadros con etiquetas

Cuadros con etiquetas

La idea de crear cuadros nosotros mismos es genial, pues nos permite crear arte totalmente personalizado, con completo sentido para nosotros y para nuestra familia y amigos, y además, por un costo sumamente bajo.

Ya hemos visto cómo hacer cuadros con billetes y cuadros representativos con llaves, y siguiendo la misma premisa, crearemos cuadros con etiquetas, lo que se convierte en una actividad recreativa, decorativa, y también en una forma de componer un hogar por completo, sin salirnos de presupuesto.

Materiales para crear un cuadro con etiquetas

Para hacer cuadros con etiquetas nos bastará con tener pocos materiales, como un marco con vidrio (o policarbonato, acrílico, o una plancha de resina, por ejemplo), un soporte de papel, cartón o madera, y las etiquetas que queramos conservar y lucir.

Pasos para crear un cuadro con etiquetas

Para hacer el cuadro, simplemente preparamos el marco (lo lijamos y pintamos si es usado, o lo abrimos si fuera nuevo) y hacemos la plancha de soporte. Sobre el soporte del cuadro colocaremos un papel texturado o decorativo (valen cartulinas, papel de pared, o cualquiera que quieras), un cartón forrado con una tela, o también una plancha pintada de un color deseado, que combine con la decoración del sitio donde vayamos a exhibir este objeto. Ya listo este paso, nos dedicamos a las etiquetas.

Para diseñar el cuadro podemos utilizar las etiquetas que queramos, sin condiciones. Pueden ser etiquetas de conservas, o de alimentos, quizás de objetos de oficina, o las grandes favoritas en esta actividad, etiquetas de bebidas. Contamos con dos técnicas para conseguirlas.

La primera es imprimirlas nosotros mismos. Podemos buscarlas en Internet, e imprimirlas en casa, en papel fotográfico o en papel común. En este caso, dejamos secar bien la tinta y pintamos con cola vinílica, para darle brillo. También podemos llevarlas a imprimir en una imprenta o talles, para que tomen más realismo. Esta técnica es ideal para hacer cuadros, por ejemplo, con la historia de las etiquetas de un mismo producto, aprovechando las viejas versiones de las bebidas o alimentos que queramos exhibir.

La otra técnica es conseguir las etiquetas reales. Podemos pedirlas al fabricante, o adquirirlas de las botellas o de los envases. En el caso de frascos, botellas y latas, para retirarlas sin daños debemos primero pintarlas con barniz incoloro o cola vinílica. Luego de dejarlas secar bien, introducimos el contenedor en un recipiente con agua caliente (donde entre cómodamente y la etiqueta quede cubierta). Colocamos agua caliente también dentro de la botella o envase, y dejamos allí hasta que el agua enfríe. Luego, veremos cómo la etiqueta se desprende por su cuenta, libre de daños.

Dejamos secar bien sobre una superficie donde no se adhiera (el mármol de la cocina es ideal) y luego pegamos sobre el soporte del cuadro, incluyendo leyendas escritas, o en el formato que veamos más adecuado a nuestra decoración.

Esta técnica, por ejemplo, es ideal para conservar de recuerdo las etiquetas de las bebidas consumidas en una noche de festejo particular, de la marca o bodega favorita del agasajado, o porque no, de tu marca favorita. Lo importante es que el cuadro tenga etiquetas con cierta significación para ti. Y si quieres, puedes escribir debajo alguna explicación sobre el sentido del mismo.

Imágenes de Cómo hacer cuadros con etiquetas

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer cuadros con etiquetas, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

4 valoraciones. El 100% dice que es útil.