Cómo hacer Imanes para Pegar en la Nevera

Cómo Crear Imanes para la Nevera

Además de decorar la heladera de manera magistral, los imanes o magnetos son elementos sumamente funcionales que nos permiten tener a mano facturas, billetes, anotaciones y todo tipo de elementos livianos en un sitio que, de otro modo, quedaría sin otro uso particular.

Por lo general, aprovechamos los imanes promocionales de los sitios de venta de comidas u otros, o incluso en los períodos vacacionales nos llenamos de objetos imantados de todos los sitios visitados. Pero hoy daremos un paso más allá, y aprenderemos a hacer nuestros propios imanes decorativos para pegar en la nevera o en cualquier superficie que lo permita.

Ideas para hacer imanes y pegar en la nevera

Hay muchas formas en las que podemos crear imanes personalizados. De hecho, podemos convertir casi cualquier elemento en un objeto imantado, sujetándole por el dorso un disco o un trozo de imán de un magnetismo necesario. Podemos comprar estos discos (o "botones") en librerías, ferreterías y tiendas de artesanías, donde además podremos adquirir planchas de imanes flexibles, que suelen utilizarse en las imprentas para crear objetos promocionales. Así, bastará con comprar una junto a una hoja autoadhesiva, para lograr el diseño deseado en la computadora, imprimirlo, y pegarlo sobre la plancha magnética. Podremos hacer carteles, dibujos, almanaques, calendarios y todo tipo de imanes planos.

Otra idea es modelar nuestros imanes. Utilizaremos porcelana fría, papel maché, arcilla polimérica y masas para modelar para crear las formas y figuras, o también letras para enseñarle a los niños el alfabeto.

Luego de pintarlas y protegerlas con barniz o laca, adherimos el imán por el dorso con cemento de contacto y ya podremos disfrutar de estas creaciones. Utilizaremos esta técnica para hacer imanes con formas, imitando vegetales, panes de todo tipo, incluso rostros, manos, o lo que nos diga nuestra creatividad.

La vitrofusión es ideal para hacer imanes personalizados para la heladera, con diseños llamativos y especiales. Tan sólo crearemos la forma de base, en el aspecto, forma y color deseado, y adherimos el magneto por el dorso. Del mismo modo, podemos usar papel plástico termocontraíble para hacer formas de letras, nombres o lo que se nos ocurra, logrando imanes personalizados y bien especiales.

Casi cualquier elemento puede convertirse en un imán para pegar en la nevera, en la cocina o cualquier sitio metalizado. Podemos usar el corcho del espumante con el que brindamos cada aniversario, un botón que nos parezca llamativo, una rodaja de madera, tapas de bebidas, monedas, teclas de la computadora, tuercas y arandelas, o también botones y prendedores graciosos, ya sea creados por nosotros o los que nos obsequian ciertas marcas y negocios.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer Imanes para Pegar en la Heladera, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

16 valoraciones. El 88% dice que es útil.