Publicalo en

Cómo decorar un costurero

Es ta es una idea sensacional para decorar un costurero existente, o para crear uno nuevo a partir de una simple caja rígida. Ahora tus elementos de costura no sólo quedarán bien ordenados y guardados en su sitio, sino que además, con este costurero tendrás una verdadera pieza decorativa para tu casa.

Vamos a decorar nuestro costurero, ya sea uno viejo y existente, uno fabricado con un frasco, o bien una caja vacía. De preferencia, será una caja de madera, rígida. Si tienes un costurero existente, vacíalo por completo y limpialo a la perfección, para comenzar el trabajo como si se tratara de una caja nueva.

Ya listo el contenedor, procedemos a cortar y formar un forro interno con tela de paño u otra similar. Antes de pegarla en su sitio, daremos el aspecto externo, para que la tela no se manche o arruine. Recuerda también recortar un trozo de tela para el interior de la tapa. Esta tela nos ayudará a levantar las finas agujas y alfileres que puedan desprenderse del alfiletero, sin dificultad, y facilitará también la limpieza del costurero.

Luego, limpia y lija el exterior de la caja. Con la ayuda de pegamento universal, cemento de contacto o pegamento de dos componentes, vamos a adherir sobre una cara de la caja (o sobre las cuatro, como prefieras) elementos de costura extra que tengas en tu hogar. También puedes adquirir elementos bien económicos, aunque sean de menor calidad, ya que no les vas a dar un uso funcional, sino decorativo. Aprovecha los elementos plásticos de colores estridentes, que suelen ser más baratos y te facilitarán la tarea. Con ellos podemos hacer diversas creaciones para decorar nuestro costurero.

Entre los elementos para decorar, puedes adherir botones, dedales (enteros o divididos a la mitad, de plástico), tijeras plegables, agujas gruesas o colchoneras, grandes alfileres de gancho o alfileres con cabezas notorias, y todo lo que se te ocurra, incluyendo un trozo de un centímetro, agujas de crochet y hasta cierres. También puedes colocar los elementos en una cara, dejando las demás libres, o decorándolas con tiras de lanas o sogas, creando diseños especiales.

Ya colocadas todas las piezas en su sitio, pintamos todo el cuerpo de la caja con pintura en aerosol. Esta pintura tiene un alto poder cubritivo, y te permitirá pintar la madera de la caja y los elementos plásticos o metálicos por igual. Para asegurar un buen acabado, pinta dando dos a tres capas, dejando secar no menos de una hora entre una y otra. Puedes usar colores planos, mate, o colores satinados y hasta metalizados, a tu gusto.

Una vez que la pintura haya secado bien, el siguiente paso en la decoración de este costurero será colocar el forro interno de tela gruesa, ya sea pegándolo a la caja y al interior de la tapa, colocándolo con abrojos o velcro para poder retirarlo luego.

Con estos simples pasos tendrás un costurero especial, bien atractivo, y fuera de lo común, para tenerlo a la vista y siempre a mano.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decorar un costurero, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

4 valoraciones. El 50% dice que es útil.