Cómo hacer un comedero para aves con una botella de plástico

Ho y te traemos una propuesta ideal para hacer junto a tus hijos, y propiciar la visita de aves a tu jardín o en tu sitio de vacaciones: un comedero para aves silvestres hecho con una botella de plástico.

Para hacer este comedero necesitaremos una botella, sin etiquetas y con su tapa, y algunos palitos o cucharas de madera. En lo posible, deben ser de madera y no de plástico, para facilitar el agarre de las aves cuando se posen en él para comer.

También vamos a necesitar alguna fuente de calor, como una vela o encendedor, y un clavo, con el que realizaremos perforaciones en la tapa de la botella. Por estas perforaciones vamos a pasar un hilo resistente o una soga delgada, que luego utilizaremos para colgar el comedero en un sitio de fácil acceso para las aves, donde puedas apreciarlas.

Vamos a hacer el comedero para aves, en primer lugar, limpiando muy bien la botella plástica, retirando todo resto y aroma de su contenido previo. Luego, practicaremos perforaciones del diámetro del palito de un lado, y en el lado opuesto, aunque un tanto más abajo para darle inclinación, una perforación un poco mayor, para permitir que la comida pueda asomarse al exterior y quedar sobre el palo de madera.

Así, la madera quedará inclinada levemente, permitiendo que la comida (las semillas o el alimento que desees colocar, siempre seco y adecuado para aves) se asome por acción de la gravedad.

Con el mismo plástico (o el de otra botella) podemos crear balconcitos que atrapen la comida conforme vaya saliendo de la botella. Si utilizas una cuchara o palita de madera, colócala de modo que la parte más ancha quede en contacto con el cuerpo de la botella, para recibir allí las semillas. Recuerda colocar dos o tres palitos diferentes, para que más de un ave pueda alimentarse al mismo tiempo, dejando buen espacio entre ellos, a lo alto.

Coloca un palito desde la base de la botella, y otras mas arriba, para asegurarte de que las semillas siempre queden disponibles, aunque salgas de viaje y te olvides de rellenar la botella. Las aves te lo agradecerán infinitamente, y se acostumbrarán a visitarte de manera regular para comer y alegrar el lugar con su presencia.

Así, la madera quedará inclinada levemente, permitiendo que la comida (las semillas o el alimento que desees colocar, siempre seco y adecuado para aves) se asome por acción de la gravedad.

Con el mismo plástico (o el de otra botella) podemos crear balconcitos que atrapen la comida conforme vaya saliendo de la botella. Si utilizas una cuchara o palita de madera, colócala de modo que la parte más ancha quede en contacto con el cuerpo de la botella, para recibir allí las semillas. Recuerda colocar dos o tres palitos diferentes, para que más de un ave pueda alimentarse al mismo tiempo, dejando buen espacio entre ellos, a lo alto.

Coloca un palito desde la base de la botella, y otras mas arriba, para asegurarte de que las semillas siempre queden disponibles, aunque salgas de viaje y te olvides de rellenar la botella. Las aves te lo agradecerán infinitamente, y se acostumbrarán a visitarte de manera regular para comer y alegrar el lugar con su presencia.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un comedero para aves con una botella de plástico , te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

19 valoraciones. El 68% dice que es útil.