Cómo hacer una alfombra con forma de tronco

Un a vez más, te traemos una idea sumamente original. Se trata de una alfombra que imita ser una rodaja de tronco de gran tamaño, que puedes realizar para decorar o complementar un ambiente de uso común, una sala de estudio, una oficina hogareña, e incluso el cuarto de los chicos.

Para hacerla debemos, primero, definir el material. Podemos partir de cualquier tela que resulte resistente, si va a ser una alfombra muy transitada, o una tela suave, si los niños van a jugar o sentarse sobre ella, como una manta polar gruesa.

Para facilitar la tarea, adquiriremos tela o manta de color marrón claro, y pintura para tela de color marrón medio y marrón oscuro, o negro. A partir de la tela en su superficie, cortaremos la pieza por completo, incluyendo el círculo central y el borde de corteza, más desparejo.

Ya cortada la pieza, podemos pintar directamente, o cortar y retirar la zona de la corteza, para trabajarla de forma independiente. Si quieres darle volumen y textura, corta tres piezas iguales, para usar una y media en cada círculo, uniéndola luego por el contorno exterior con prolijidad. Luego, las unes a la pieza central (simple o doble) de manera prolija.

Para la pintura de la corteza de nuestra alfombra con forma de tronco de árbol, vamos a dar una mano de color marrón oscuro, dando pequeños toques de color negro para marcar posibles astillas y huecos en la madera.

La zona central debe lucir los anillos característicos de los troncos. Podremos pintarlos a pincel, o también diluir la pintura para tela y colocarla en un recipiente de cierre roscado, que tenga un pico fino. Con movimientos certeros, entonces, iremos creando la serie de anillos concéntricos que conforman los troncos de los árboles, marcando su edad.

Recuerda que no debes ser demasiado exigente ni preciso con la pintura al crear esta alfombra, puesto que estamos imitando las formas y detalles de un elemento vivo y natural. Por lo tanto, y como todo lo nacido en la naturaleza: no existe la perfección, sólo la apreciación.

Lo importante es que te diviertas creando esta singular alfombra de tronco de árbol, como la que puedes ver en la imagen adjunta, con el fin de que la disfrutes simplemente apreciando tu bella labor.

Para la pintura de la corteza de nuestra alfombra con forma de tronco de árbol, vamos a dar una mano de color marrón oscuro, dando pequeños toques de color negro para marcar posibles astillas y huecos en la madera.

La zona central debe lucir los anillos característicos de los troncos. Podremos pintarlos a pincel, o también diluir la pintura para tela y colocarla en un recipiente de cierre roscado, que tenga un pico fino. Con movimientos certeros, entonces, iremos creando la serie de anillos concéntricos que conforman los troncos de los árboles, marcando su edad.

Recuerda que no debes ser demasiado exigente ni preciso con la pintura al crear esta alfombra, puesto que estamos imitando las formas y detalles de un elemento vivo y natural. Por lo tanto, y como todo lo nacido en la naturaleza: no existe la perfección, sólo la apreciación.

Lo importante es que te diviertas creando esta singular alfombra de tronco de árbol, como la que puedes ver en la imagen adjunta, con el fin de que la disfrutes simplemente apreciando tu bella labor.

Imágenes de Cómo hacer una alfombra con forma de tronco

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una alfombra con forma de tronco, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

4 valoraciones. El 75% dice que es útil.