Cómo eliminar el moho en telas de algodón

Cómo quitar el moho de diversas superficies

El moho aparece en superficies conservadas o expuestas regularmente al clima templado y húmedo. Por ello, el cuarto de baño, el sótano, el altillo y las zonas de servicios, suelen presentar este problema. En muchos hogares el cuarto de planchado (donde a menudo está también el calefón o el termotanque, el lavarropas y otros elementos que emiten calor) es un lugar muy propenso a la aparición de moho.

Esta suerte de hongo puede aparecer en diversas superficies, incluyendo las más variadas telas. Por fortuna, tenemos muchas maneras de eliminarlo, como veremos a continuación.

No es poco frecuente que el moho aparezca hasta en la más fina prenda de seda. Para eliminarlo, frotamos la delicada tela con un hisopo mojado en agua oxigenada. Dejamos actuar un instante, y luego limpiamos la zona con agua y jabón líquido. En la lana también puede aparecer. Podemos limpiarla de este modo, o también podemos sumergir la prenda en agua con amoníaco para, de paso, reavivar los colores.

Cómo quitar el moho de las pendas de algodón

Las telas de algodón son propensas al desarrollo de moho. Si se trata de una tela o una prenda de algodón blanco, para eliminar el moho podemos lavarla con lavandina o aplicar un truco mucho más gentil: hervimos en un cuenco leche y agua, y dejamos que la prenda o la tela se "cueza" allí dentro por algunos minutos. Luego se saca y escurre la tela, y se la deja en remojo en agua tibia con unas gotas de lejía o amoníaco, por unas tres horas. El siguiente paso es aclarar en agua y deja secar, preferentemente al sol.

Si en cambio, el algodón fuese de colores, lo mejor es directamente dejar la prenda en remojo con agua tibia y un poco de amoníaco por varias horas. Una vez que ya no notemos las marcas del moho, frotamos la tela, la enjuagamos en agua tibia o fría, y la dejamos secar, preferentemente al sol.

Si se tratara de algodón de otros usos, como en tapices o alfombras, el lavado puede hacerse usando una mezcla casera, realizada con almidón de maíz, jabón blanco rallado (o jabón en polvo), sal entrefina o parrillera y jugo de limón, como para formar una pasta. Aplicamos con una cuchara, cubriendo la marca del moho, frotamos con cepillo suave y dejamos secar por algunas horas. Para finalizar, se limpia la zona con un trapo húmedo en agua limpia, tibia. Recuerda que tienes que dejar secar muy bien, de preferencia al sol, para eliminar una nueva aparición de moho en tus telas y prendas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo eliminar el moho en telas de algodón , te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

15 valoraciones. El 80% dice que es útil.