Restos de Comida para Abonar las Plantas

Cómo Usar Restos de Comida para Abonar Plantas

La primavera se hace presente y las plantas y flores comienzan a renacer, revitalizando el jardín, las terrazas y los balcones de nuestras ciudades. Pero claro, el clima no es constante: hay días de sol, días lluviosos, y algún que otro día frío. Esto hace que las plantas vayan brotando a distintos tiempos, y quedan en riesgo de verse azotadas por climas adversos, luciendo debilitadas y un tanto desnutridas.

Mucho depende entonces de la nutrición y abono que podamos brindarles, lo que nos permitirá gozar de ellas durante toda la primavera y también el verano.

Una forma de abonar las plantas es aprovechar los restos de comidas y las infusiones, tal como veremos a continuación.

Infusiones, café y aceite para abonar plantas

La yerba del mate, los restos de café y el contenido de los sobres de té son ideales para alimentar nuestras plantas de maceta y de tierra, y son en particular adecuados para variedades de tierra ácida, como lo son las camelias, las azaleas o las hortensias. Será una forma práctica y sumamente económica de abonarlas, sin mencionar que también es un recurso respetuoso del medio ambiente.

Algunas plantas pueden beneficiarse de restos o de ingredientes en el preparado de las comidas. Por ejemplo, los geranios gustan del aceite, en particular el de oliva. Sólo coloca algunas gotas en el agua de riego cada tanto (no más de una vez por mes) y verás florecer tus geranios con más vitalidad y fuerza.

Pescados y huevo como abono natural

Otros restos de alimentos son ideales para abonar las plantas, y que normalmente consideraríamos basura. Por ejemplo, cuando cocinas pescados, en lugar de botar las cabezas al tacho, aprovéchalos enterrándolas en la tierra de las plantas maltrechas, para revitalizarlas. Eso sí: esta técnica puede generar algún que otro aroma, por lo que es conveniente para plantas de tierra que estén un tanto alejadas del hogar.

Para abonar las plantas de maceta que estén dentro de casa, será suficiente con colocar una vez por mes una yema de huevo batida, mezclándola con la tierra.

Consejos al abonar las plantas

Un dato importante a tener en cuenta es que no debemos abonar las plantas recién trasplantadas, sino darles humedad por 15 días y luego nutrirlas. También debemos recordar regar todas con agua a temperatura de ambiente, nunca demasiado fría ni caliente.

Podemos colocar algunas gotas de vinagre si el agua de riego tuviese mucha cal, y hasta dejarla reposar para eliminar los restos de cloro.

Como vemos, son muchas las técnicas que podemos aprovechar para abonar las plantas con restos de comida que normalmente irían a parar a la basura.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Abonar las Plantas con Restos de Comida, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

37 valoraciones. El 86% dice que es útil.