Cómo limpiar objetos de bronce

Métodos para limpiar objetos de bronce

Los objetos de bronce de uso diario se limpian con agua, detergente y una gota de amoníaco, frotando con un cepillo para uñas.

Si nuestros objetos están muy sucios, es mejor sumergirlos unos minutos en vino blanco caliente. Luego, enjuagar y secar bien.

Si el objeto de bronce solo tiene polvo y ha perdido su brillo por el paso del tiempo, quitaremos la suciedad de la pieza, y con un paño o franela limpia, aplicaremos una mezcla preparada con jugo de limón o vinagre, amoníaco y agua (un tercio de cada elemento). Lo dejamos que actúe por unos 5 minutos y luego frotamos enérgicamente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo limpiar objetos de bronce, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

132 valoraciones. El 81% dice que es útil.