Cómo guardar la ropa de invierno

Guardar la ropa de invierno

Lo primero que debemos hacer es pensar cuál es la ropa y cuales son los accesorios que vale la pena guardar, para no ocupar el espacio con cosas que ya no usaremos. También tenemos que tener en cuenta que algunas de las prendas de invierno nos pueden ser útiles en primavera o la llamada “media estación”.

Consejos para guardar la ropa invernal

Lugar. El lugar donde guardaremos nuestra ropa debe ser seco, libre de cualquier indicio de humedad y calor, ya que estos factores atraen insectos que afectaran nuestras telas.

Busquemos nuevos espacios. Por ejemplo, debajo de la cama se pueden ubicar valijas o canastos, a excepción de los sommier, es un lugar para aprovechar completamente.

Camperas y camisas. Las camisas, camisetas, camperas, etc. se deben guardar bien dobladas y con los botones, cierres o cremalleras cerradas, así evitaremos que se deformen.

Pieles. Si tenemos que guardar pieles, debemos envolverlas con papel y luego cubrirlas con una funda de tela. Es conveniente no usar algún elemento de plástico, ya que puede condensar humedad y alterar la textura de la prenda.

Calzado. A los zapatos y botas los rellenaremos con papel de diario, le pasaremos pomada para que no se resequen y luego los ubicamos en cajas.

Acolchados. Es muy importante, que los acolchados o edredones se doblen tratando de ocupar el menor lugar posible, lo ideal es meterlos en bolsas de plástico y extraer todo el aire de ellas. Hay que tener cuidado de no colocar nada encima de ellos, para que no se aplasten y se modifique su textura.

Es imprescindible guardar todo muy limpio. Con el paso del tiempo, las manchas se fijan e inclusive, pueden pasar de una prenda a otra.

Debemos guardar la ropa sin planchar, así evitaremos que se pongan amarillas. Además, tendremos que plancharlas nuevamente cuando las pongamos en uso en la próxima temporada

Es conveniente emplear diferentes motivos o etiquetas para señalar que guardamos en cada caja, así facilitaremos su identificación, y si necesitamos algo de urgencia, podremos encontrarlo rápidamente.

Por último, no olvidar colocar algún producto para las polillas.

Al llegar el próximo invierno nos encontraremos con nuestra ropa en perfectas condiciones y lista para usar.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo guardar la ropa de invierno, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

12 valoraciones. El 83% dice que es útil.