Cómo crear un ambiente alegre en nuestro hogar

Creación de ambientes alegres

El entorno que nos rodea logra influir de manera profunda y significativa en nuestro estado de ánimo, y también en nuestra salud general. Un ambiente saludable, alegre y satisfactorio, entonces, puede representar un gran alivio para nuestro cansado cuerpo o nuestro mal estado de ánimo. Aprendamos algunos trucos para crear un ambiente saludable, que promueva el bienestar y la alegría en todos los miembros del grupo familiar.

Consejos para tener ambientes alegres

La higiene y la limpieza, así también como el orden, son vitales para el bienestar en los espacios del hogar. Un ambiente desaliñado no logra ponernos de buen humor, mientras que un espacio limpio y ordenado, decorado a nuestro gusto, no sólo eleva nuestro ánimo, sino también aumenta nuestra productividad y vitalidad.

Las paredes y los techos son elementos a los que debemos prestar atención. La pintura descascarada y las grietas no son beneficiosas para nuestro ánimo. Al respecto del techo, debemos procurar una altura adecuada, ya que los techos bajos dan la sensación de ahogo, mientras que los techos demasiado altos dan la sensación de desprotección. Podemos usar algunos trucos para hacer que un techo parezca más alto o más bajo

La superficie del techo debe estar sana, sin huecos, hendiduras o porciones desparejas. También las paredes deben cumplir con estas condiciones, de preferencia bien rectas y lisas, sin aristas ni salientes de algún tipo.

Las aberturas son un elemento importante, las necesitamos para procurar la entrada de la luz solar, sumamente provechosa, y también para renovar el aire de la casa. Por cuestiones de seguridad en caso de emergencias, es conveniente que las puertas abran hacia afuera (de modo que al salir con apuro no tengamos inconvenientes). Sin embargo, las ventanas y otras aberturas deben abrir, de preferencia, hacia el interior del hogar, ya que esto aporta una sensación de apertura emocional hacia nuestro entorno. En lo posible, colocaremos ventanas y ventanales bien amplios y de gran tamaño.

Las leyes del bienestar indican que los dormitorios deben estar al final del hogar, lejos de la puerta de acceso, para fortalecer la sensación de intimidad y protección. En lo posible, colocaremos las cabeceras de las camas orientadas hacia el norte y nunca directamente frente a las puertas.

Las plantas vivas son elementos muy necesarios en todas las épocas del año. No sólo aportan vitalidad y alegría a los ambientes, sino que nos conectan de una manera interactiva y orgánica con nuestro hogar. Sin embargo, no se recomienda poseer plantas en exceso en los dormitorios, y tampoco en el cuarto de baño.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo crear un ambiente alegre en nuestro hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 57% dice que es útil.