Cómo abrir un frasco atascado

Trucos para destapar frascos atascados

A todos nos ha pasado alguna vez que un frasco de conserva, de jalea, de dulce o de cualquier cosa produce un cierre al vacío que hace que abrirlo sea una tarea casi imposible. Por fortuna, aquí tenemos ideas y trucos muy sencillos para que puedas demostrar que la maña es más poderosa que la fuerza.

Simples golpes en el lugar justo

El primer truco es golpearlo en su base. Con la palma de la mano daremos un golpe seco, un tanto fuerte. Esto hará que el poco aire que quede dentro haga una colisión contra la tapa, y podría ayudar a destrabarlo.

Otra solución muy sencilla es golpear el borde o el canto de la tapa trabada. Simplemente bastará con darle unos simples golpecitos, un tanto suaves, para evitar que el canto o el borde de la tapa se deforme. Vamos dando pequeños golpes e intentando abrirlo, repitiendo la tarea cuantas veces sea necesario.

Abre frascos atascados con un paño

El siguiente truco es tomarlo con un paño de goma. A veces bastará con tomar la tapa con la ayuda de un paño de tela, pero este no es siempre el caso. Entonces, aplicamos el paño de goma, que bien puede ser un retazo de guante de goma roto, de los que usamos para lavar la vajilla. Este será un práctico trapo anti resbalones, que nos facilitará mucho la tarea de abrir los frascos trabados.

El calor destapa los frascos

Otro truco sencillo es sumergir la tapa del frasco de vidrio en agua caliente, dejándolo allí durante unos pocos segundos. Ten cuidado si el frasco fuese plástico, pues podría derretirse. Si fuese demasiado pequeño o demasiado grande, en lugar de sumergir su tapa en un recipiente con agua caliente, podemos dejarlo debajo de la canilla abierta, con agua caliente. Lo dejaremos allí unos minutos, hasta que el material se expanda y podamos abrirlo sencillamente y casi sin esfuerzo.

Uso de las pinzas para abrir frascos

Por último, debemos recordar la practicidad de las pinzas de apertura. Estos son utensilios de cocina muy económicos, que se parecen en su forma a las tenazas para cascar nueces, aunque en su parte superior hay una serie de elementos metálicos que permiten sujetar distintos tamaños de tapas, tanto de frascos como también de botellas. Con estas pinzas la tarea de abrir frascos rebeldes se hace mucho más sencilla, requiriendo menos fuerza y esfuerzo de nuestra parte.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo abrir un frasco atascado, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

32 valoraciones. El 91% dice que es útil.