Cómo reutilizar un balde roto

Reciclar un balde roto

En todos los hogares sucede que, por acción del uso, de un cambio climático fuerte, del tiempo o de algún percance, se rompe un balde plástico, y terminamos por arrojarlo a la basura. Pero hay formas en las que podemos aprovecharlo, creando objetos funcionales con nuevas apariencias, como veremos a continuación.

Primero debemos evaluar el daño: su hubiese trozos faltantes, debemos procurar emparcharlos para que la estructura no quede debilitada. También haremos una buena limpieza del balde, retirando la suciedad o los restos de productos de limpieza usados anteriormente.

Opciones para reutilizar una balde roto

Maceta. Ya limpio y remendado el balde, procedemos a darle el tratamiento adecuado, según la pieza que queramos hacer. Podemos, por ejemplo, crear un bello macetero. Para ello, retiraremos la manija y recubriremos el balde con una mezcla de arena y cola de carpintero, por sectores, para luego barnizarla. También podemos adherirle pequeñas piedras (con pegamento de dos componentes) para crear un aspecto más rústico, e incluso podemos lijarlo para retirarle el brillo y crear una superficie adecuada para pintar con barnices sintéticos, en el estilo preferido y acorde a la decoración del hogar. No olvides hacer una perforación en la parte inferior para permitir el drenaje del agua.

Cesto de la basura. Otra idea es convertirlo en cesto de basura. Aplicaremos el estilo decorativo elegido, incluyendo los anteriores o un trabajo de decoupage. Para ello, podemos pintarlo y luego agregar los recortes de papel tissue de nuestra preferencia, adhiriéndolos con pegamento para decoupage o con cola vinílica por debajo y por encima del papel. Luego, barnizaremos con barniz en aerosol, para proteger el trabajo.

Revistero. También podemos crear un revistero original. Si tu sala luce un estilo country, natural o rústico, puedes rodear el balde con hilo sisal o una soga natural, adhiriéndola con pegamento de dos componentes. Una vez cubierto el balde por completo (por fuera y por dentro) tendrás un contenedor o un revistero muy original y duradero.

Otras ideas. Hay miles de maneras de aprovechar un balde roto: guardadores de papeles y juguetes, cesto de papeles o de ropa sucia, o simplemente convertirlo en un contenedor para las herramientas del taller o del garaje. Tan sólo hay que limpiarlo, remendarlo (se puede usar cinta de embalar y cartón para cubrir los trozos faltantes) y darle un tratamiento de belleza en el estilo deseado, ayudándonos de elementos, pegamentos y pinturas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reutilizar un balde roto, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

3 valoraciones. El 67% dice que es útil.