Cómo secar la ropa

Consejos para secar la ropa

Cada prenda posee, desde su fabricación, una etiqueta que nos indica la manera óptima de secado. Pero a veces sucede que hemos quitado esta etiqueta, o que se ha deteriorado y desteñido con el uso, el tiempo y los lavados, y no podemos leer lo indicado. Ante esto, podemos seguir unos simples truquitos.

Cuidados de la ropa luego del lavado

Luego del lavado, conviene dejar reposar la ropa dentro del lavarropas, con la puerta abierta, durante unos 10 minutos, para que escurra la mayor cantidad de agua posible. Luego, retiramos del lavarropas y la llevamos a la zona de tendido, según sea el caso.

El centrifugado puede ayudarnos a eliminar el exceso de humedad, sin embargo, hay muchos materiales que corren grandes riesgos en este proceso. Si es posible, debemos procurar un centrifugado suave y delicado, y dejar que el secado sea un poco más lento, pero más seguro para la ropa.

El sol es un aliado en el secado de la ropa... pero también puede ser un gran enemigo. Aunque el tendido de las prendas al sol permite no sólo su secado sino también la eliminación de bacterias y otros males, los rayos lumínicos podrían desteñir o dejar marcas. Para evitarlo, tenderemos las prendas del reverso, y procuraremos que las zonas más amplias queden expuestas al sol. Por ejemplo, si tendemos una remera, la abrocharemos desde la cintura, y con la espalda dando hacia el sol, para que el cuello no se marque.

La ropa blanca es ideal para secar al sol, mientras que la de color requiere de mayores recaudos.

Cómo tender la ropa

Las prendas tejidas corren riesgo de deformarse durante el secado. Para evitarlo, procuraremos no tenderlas, sino colocarlas sobre una superficie adecuada, a secar en posición horizontal, bien estiradas según sea su forma. Podemos utilizar un tender (esos tendederos en forma de parrilla), colocando la prenda sobre los barrales o extendiendo una toalla blanca y luego la prenda.

Debemos cerrar, abotonar y unir las prendas antes de tenderlas, para que se sequen de manera pareja. En la soga conviene tender las prendas estiradas, desde la zona de la cintura, para evitar que se marquen o que reciban el sol en un área y no en la otra desde el mismo lado. Por ejemplo, cuando tendemos pantalones, debemos abotonarlos y colgarlos con broches desde la cintura, bien estirados, con el revés hacia el lado del sol, y con el interior hacia fuera si fuesen de colores.

Con estos sencillos trucos no correrás riesgo durante el secado de todo tipo de prendas, y para conocer todos los trucos del lavado, no dejes de leer nuestro artículo "Cómo lavar la ropa correctamente".

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo secar la ropa, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

2 valoraciones. El 100% dice que es útil.