Cómo preparar el canil del perro en invierno

Ll ega la época del frío y las cuchas y caniles para perros comienzan a ser restaurados, preparándose para resguardar a nuestra querida mascota con el fin de que soporten mejor las bajas temperaturas nocturnas y los climas adversos. Para ello, aprenderemos algunas maneras sencillas de preparar la cucha o la casita para que nuestro perro se encuentre siempre a gusto.

Ya que vamos a hacer algunas modificaciones, es un buen momento para hacer una limpieza general de la cucha o de la casita. Recordemos que el animal pasará allí mucho tiempo, por lo que podemos anticiparnos e higienizarla adecuadamente para resguardar su salud. Luego, damos una buena lijada y cepillamos o repasamos con un trapo húmedo para eliminar el polvillo.

A continuación, retocaremos las fallas y roturas que existiesen. Colocaremos refuerzos de madera y tacos de madera para levantar la cucha del suelo, impidiendo así que el espacio sea más frío de lo recomendado. También, podemos proteger las paredes con barniz para exteriores, dando un buen acabado, y recubrir los tacos de madera que dan soporte a la cucha con retazos de membrana, plástico o algún material impermeable.

A continuación, trabajaremos sobre el techo del canil o de la casita. Debemos procurar impermeabilizarlo para evitar que la lluvia y la nieve humedezcan la estructura. Podemos colocar retazos sobrantes de membrana, o bien un recorte de plástico grueso, sin remiendos ni daño alguno, procurando que en los bordes el material utilizado recubra la madera, para que el agua no pueda ingresar de ninguna manera.

Llega la hora entonces de trabajar en el interior del habitáculo. Podemos recubrir el suelo, por el lado exterior, con plástico grueso o con membrana, para evitar que ingrese algún tipo de humedad. Luego, podemos colocar cartones o papel de diario en el piso, por el lado interior, para crear mayor aislación y hacer un espacio más cálido, con la ventaja de poder retirarlo y cambiarlo con tanta regularidad como nos fuera necesario y adecuado, protegiendo la salud y el bienestar de nuestra mascota. Con recortes de gomaespuma podemos procurar un simple colchón, para que el animal se sienta más cómodo y también para calentar el espacio.

Con estos sencillos trucos haremos que la casita de nuestro perro sea cálida, confortable y adecuada para los climas invernales más rigurosos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo preparar el canil del perro en invierno, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

7 valoraciones. El 71% dice que es útil.