Cómo hacer estantes para gatos

Si tienes un gato como mascota en una casa pequeña o departamento, la actividad física del animal puede que sea una de tus grandes preocupaciones. Sacarlo a pasear para que gaste energías y haga sus necesidades será tarea cotidiana.

Te vamos a presentar una manera práctica de darle un divertimento a tu gato, un lugar donde pueda moverse, descansar, entretenerse, etc. En definitiva, un centro de esparcimiento, ejercicio y descanso, todo en uno, montado a la pared de la habitación que quieras o incluso en el patio.

Para ello vamos a necesitar dos, tres o cuantas estanterías pequeñas quieras proveerle al felino, soportes para estas estanterías, una alfombra de sisal o yute (o bien cartones, como te contaremos más adelante), almohadones o materiales para fabricarlos (vellón o relleno y tela gruesa) algunos tornillos, tacos fisher y un taladro manual.

La idea es crear distintas plataformas pegadas sobre la pared de una habitación, de modo que tu gato pueda saltar entre ellas para movilizarse y jugar, y a la vez, ofrecerle un centro de descanso sobre los almohadones que colocaremos en cada una de estas plataformas o estantes.

Manos a la obra con estos estantes para gatos.

En primer lugar, debemos determinar el diseño general. En nuestras imágenes adjuntas hay algunas ideas para imitar. Luego, puedes adaptar las mismas a tus gustos personales, sumar otras de tu ingenio, y escoger el mejor lugar de tu casa o patio donde colocarlo. Este centro de diversión para gatos también puede ser una buena idea para aprovechar el espacio de los pasillos y hall.

Para determinar la ubicación de cada estantería, debemos pensar que el gato debe poder saltar de una a la otra para divertirse. No deben colocarse en línea vertical recta, sino en forma escalonada, para que tenga libertad en sus movimientos.

En el centro de los estantes, o para comunicar uno con otro, atornillaremos firmemente a la pared la alfombra de sisal o de yute. A través de ella el gato podrá trepar y afilar sus uñas, y a su vez trasladarse de un estante al otro. Si no contamos con alfombra, podemos colocar un bloque de tiras de cartón corrugado: este bloque se hace con muchas tiras de igual ancho (al menos tres centímetros) adheridos por sus lados lisos, para dejar las formas del corrugado hacia el frente. Cuando ya hayamos colocado la alfombra o el bloque de cartón, pasaremos a colocar los estantes.

Utilizaremos los soportes en forma de "L" o aquellos listos para estanterías, que se compran como un pack completo en los mercados, tiendas, y casas de construcción.

El tamaño de los estantes debe ser apenas más largo que el cuerpo del gato, aunque no demasiado.

El siguiente paso será colocar en cada estante algún tipo de superficie mullida, como delgados almohadones o cojines que podemos comprar o fabricar con telas gruesas (como de tapicería) y vellón, o goma espuma delgada, o bien podemos colocar retazos de alfombras.

A los cojines podemos ajustarlos a la base con abrojos, para evitar que el gato al saltar pueda tirarlos o se muevan mientras se traslada de una plataforma a la otra.

Con pocos pasos y en sólo una tarde podemos tener listos estos estantes para gatos, todo un centro de entretenimiento, ejercicios y descanso para el querido felino, con el que se divertirá, podrá dormir y sentirse bien mimado.

Imágenes de Cómo hacer estantes para gatos

Imagen 1.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer estantes para gatos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

19 valoraciones. El 95% dice que es útil.