Cómo hacer una almohada con forma de cuerpo

Hacer una almohada para abrazarla

Cuando nos hemos acostumbrado a compartir nuestros sueños con ese alguien especial, el abrazo nocturno es no sólo reconfortante, sino que además se transforma en una píldora mágica que necesitamos para conciliar el sueño. Por ello, cuando nuestro compañero debe ausentarse por algún viaje u otra razón, solemos tomar una almohada y abrazarla, sin tener demasiados resultados.

Pero hay algo que podemos hacer, más divertido y efectivo: una almohada con forma de cuerpo para abrazar como si estuviéramos abrazando a nuestro amado

Para ello, necesitaremos una remera de mangas largas o una polera (quizás alguna que nuestra pareja haya dejado fuera de uso) y también relleno de vellón u otro tipo de elemento.

Cómo hacer una almohada con forma de cuerpo

  • Comenzaremos por colocar un trozo de tela blanca en la zona del cuello, cosiéndola por toda la abertura, para dar un cierre más prolijo. También, claro, podemos directamente coser el cuello, uniéndolo a la parte posterior.
  • A continuación, coseremos los puños de las mangas largas, y ya podremos comenzar a colocar el relleno. Ayudándote con tu mano, asegúrate de rellenar bien las mangas, lo suficiente como para que no queden vacías, aunque no demasiado, de modo que sean flexibles y se amolden a distintas formas. Ya completas las mangas, rellenas el sector del torso siguiendo la misma técnica.
  • Un consejo útil es ir probando el almohadón, realizando los detalles y retoques necesarios. Por ejemplo, si sueles colocar tu cabeza sobre su pecho, puedes rellenar la remera de forma tal que se procure una cavidad un poco más hundida en este sector, para que así te sea más cómodo el uso de esta singular y divertida almohada abrazable.
  • Una vez que hayas completado todo el proceso de relleno de tu almohada corporal, debes cerrar la abertura inferior, es decir: la cintura.
  • En pocos pasos y con materiales muy sencillos de conseguir (y además muy económicos) ya tendrás lista la almohada con forma de cuerpo a la que podrás abrazar (y dejarte abrazar también) cuando tu compañero de sueños se encuentre fuera, de viaje, o incluso cuando su agenda lo haga llegar tarde.
  • Un buen consejo, es rociar a la almohada unas gotas del perfume de tu pareja, para tener un abrazo más familiar y poder así conciliar el sueño como si estuvieran juntos en todo momento.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una almohada con forma de cuerpo, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

0 valoraciones. El 0% dice que es útil.