Cómo Aislar las Ventanas en Invierno

Ideas para Aislar Ventanas en Invierno

En la época de frío solemos encender cuanta fuente de calefacción vayamos encontrando por el hogar, aunque si no tenemos un buen sistema de aislación térmica, esta tarea puede ser insuficiente. Por eso, he aquí algunos buenos consejos para efectivizar la calefacción del hogar en la época invernal, logrando una aislación térmica sencilla para las ventanas.

Persianas interiores

En primera medida, debemos tener en cuenta que el vidrio es un conductor muy eficiente para el frío. Si en nuestras ventanas tenemos persianas, lo conveniente es cerrarlas ni bien se oculte el sol (aunque aún haya luz afuera), para impedir que el frío comience a entrar a través del cristal.

Si no disponemos de persianas, podemos hacer uso de las cortinas para lograr el mismo efecto. Es importante cerrar las cortinas para obstaculizar el ingreso del frío, ya sea en uno o dos paños.

Por ejemplo, podemos colocar una cortina translúcida o de un género liviano, la cual cerraremos antes de que caiga el sol pero sin impedir que ingrese la luz, y por delante de ésta un nuevo paño, es decir, otra cortina de un género más pesado o grueso, que es la que cerraremos cuando se oculte el sol, para impedir el ingreso del frío al hogar. Las cortinas debieran siempre exceder el tamaño de la ventana en sí, y de preferencia deben llegar hasta el piso.

Cortinado exterior para frenar el frío

Otra buena idea es hacer un cortinado exterior. Ello define una cortina o cierre móvil que se coloca del lado de afuera de las ventanas, impidiendo el ingreso del frío y obstaculizando que el cristal tome baja temperatura.

Podemos colocar cortinas enrollables de esterillas, mimbres o de géneros, según nuestros gustos y necesidades, y hacerlas trabajar en conjunto al cortinado que tengamos en el interior del hogar. Si es este el recurso elegido, recuerda cerrar la cortina exterior cuando el sol se oculte, aunque aún haya luz afuera, o cuando ya empiece a oscurecer.

Ventanas de doble marco

Si bien la mejor idea es reemplazar las ventanas por unas de doble marco, que crean una capa de aire que impide el ingreso del frío, este recurso puede ser costoso. Pero claro, tenemos una idea para lograr un efecto bastante similar: colocar planchas de acrílico, acetato, o inclusive papel autoadhesivo (tipo contact), de color transparente, ya sea por el interior o por el exterior de cada vidrio. Esto frenará bastante el frío exterior, y lo mejor es que podremos retirarlo para asearlo o ante la llegada de la época estival o de la primavera.

Ocultar las aberturas para que no ingrese el frío no es la única manera de mejorar la calefacción del hogar, también sería importante optimizar el uso de estufas y calefactores para atacar por todos los frentes al crudo frío del invierno.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Aislar las Ventanas en Invierno, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

57 valoraciones. El 79% dice que es útil.