Cómo ayudar a la Perra en el cuidado de los Cachorros

Características de los cachorros recién nacidos

Los cachorros nacen con los ojos y los oídos cerrados. No caminan, sino más bien reptan. Las patas de atrás prácticamente no las mueven, sólo se movilizan en busca de calor con las patitas de adelante.
Tanto el sistema nervioso como el muscular no están totalmente desarrollados, y recién terminarán de formarse con el transcurso de los días.

Apenas nace el cachorro, normalmente comienza a reptar en forma de círculos buscando una fuente de calor. Hay que tener en cuenta que, al estar en lactancia, la zona mamaria de la madre tiene mayor temperatura que el resto del cuerpo, y hacia ese lugar el cachorro se moviliza.

Los cachorros recién nacidos abren sus ojos entre los 10 y los 15 días de vida, aunque a veces demoran un poco más. Pero, el hecho de que se le despeguen los párpados no significa que vean con claridad. A partir de los 25 días comienzan a definir imágenes.
Pueden percibir sonidos fuertes aproximadamente a los 20 días, hasta ese período no tienen noción, a través del sonido, de lo que ocurre a su alrededor.

Si la madre no les da calor o atención, los cachorros emiten señales sonoras, que se las conocen como "quejidos de desamparo"

Alimentación de los perros en período de lactancia

Los primeros días solo se alimentan de la leche materna, con ella reciben anticuerpos para defenderse de las enfermedades virósicas. Una perra con sus vacunas al día pasará a sus cachorros más anticuerpos que otra que las tenga vencidas.

Cuando la madre no tiene suficiente leche o las lechigadas (crías) son muy numerosas, a partir del día 12 o 13 se puede dar a los cachorros alimentos tipo papilla, al margen de que sigan mamando. En los casos normales se comienza ofreciendo un buen balanceado aproximadamente a los 20 días, que es cuando la cantidad de leche de la perra comienza a disminuir y los cachorros requieren más alimentos.

Durante la lactancia, como es un período de gran desgaste, la perra debe recibir alimento balanceado de muy buena calidad (muchas veces se les da alimentos para cachorros porque son más ricos en proteínas), y en TODA la cantidad que la perra quiera. A diferencia del momento de la preñez, que es preciso cuidar que no se sobrealimente para evitar que llegue al parto con peso excesivo.

Cuidados de la perra hacia los cachorros recién nacidos

Cuando la perra lame a los recién nacidos lo hace con bastante energía, incluso, los revuelca por el piso. Esto es para movilizar al cachorro y ejercitar su sistema muscular. Además, las lamidas que realiza sobre la pancita y alrededor de los esfínteres de sus hijos son para estimular la micción y la defecación. Se realiza en las primeras tres semanas, aunque algunos cachorritos comienzan a movilizar su aparato digestivo y urinario un poco antes. De todos modos, las buenas madres continúan limpiando a los cachorros por más tiempo.

Si la perra no realiza esta tarea o deja de hacerlo antes de tiempo, con un algodón humedecido en agua tibia y exprimido se debe masajear la zona genital y perineal de los cachorros, para ayudarlos a hacer sus necesidades. Este trabajo debe hacerlo cada dos o tres horas luego de que los cachorros hayan terminado de mamar, y hasta que los perritos no necesiten ayuda para cumplir con sus funciones orgánicas.

Con estas sencillas explicaciones podrás ayudar a tu mascota a criar a sus pequeños hijos, que pronto pasarán a formar parte de tu familia.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo ayudar a la Perra en el cuidado de los Cachorros Recién Nacidos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

818 valoraciones. El 97% dice que es útil.